GUÍA DE COMPRA DE IMPRESORAS

Hoy en día todo lo que nos rodea tiende al mundo digital. El papel físico está perdiendo protagonismo, aunque todavía sigue siendo necesario imprimir material escrito y gráfico tanto en casa como en el trabajo.

 

A la hora de comprar una impresora son varias las opciones a elegir: tinta o láser, multifunción o solo impresora, con WiFi, con pantalla, con calidad fotográfica... ¿No te decides? A continuación te damos una serie de consejos para elegir el modelo más adecuado, teniendo en cuenta la relación calidad, precio, rendimiento y durabilidad.

 

 

Tipos de impresora

Hoy en día hay disponibles en el mercado una gran variedad de opciones. Te mostramos los tipos más comunes.

Impresora de tinta

Su funcionamiento está basado en la inyección de tinta en el papel. Es la más habitual en el mercado al resultar económica y práctica para todo tipo de usuarios. Su mantenimiento es barato y sus cartuchos de tinta se pueden encontrar fácilmente. 

 

Un modelo perfecto para imprimir documentos puntuales (trabajos de clase, impresiones a color esporádicas…) de pequeño volumen. Además suele tener tamaño reducido gracias al poco espacio que ocupan los cartuchos de tinta por lo que puede ubicarse en cualquier rincón. Sin embargo, no es conveniente para realizar una gran cantidad de impresiones por el gasto que supone el reemplazo continuo de cartuchos.

 

Recomendada para hogares donde se vayan a realizar muy pocas impresiones.

Impresora de tinta
Impresora láser

Impresora láser

Un tipo más enfocado al trabajo en una oficina, pequeña empresa o un lugar donde se imprima de forma continuada, ya que es más rápida imprimiendo. La calidad de la impresión usando tóner suele ser mayor. Además, los tóners tienen capacidad para imprimir muchas más páginas que un cartucho de tinta. Otra de sus cualidades es que aguanta mejor el paso del tiempo y los periodos prolongados sin usarse. Sería el sistema de impresión perfecto de no ser por el elevado precio de los tóners.

 

Recomendada para imprimir gran cantidad de documentos que requieran buena calidad.

¿Qué uso le vas a dar a tu impresora?

Dependiendo del uso que vayas a dar a tu impresora tendrás que tener en cuenta lo siguiente:

Cantidad y frecuencia de impresión

Frecuencia de impresión

 

Los equipos de impresión están diseñados en función de su uso. Si vas a imprimir en grandes cantidades a diario y eliges una impresora corriente, la dañarás con rapidez. Si por el contrario imprimes poco y eliges un equipo de mayor nivel, estarías gastando de más.

Formatos de papel

Formatos de papel

 

El formato de papel A4 es el estándar a la hora de trabajar: carta, oficio y algunos más pequeños. Pero si tienes requerimientos de formatos particulares, comprueba si la impresora los incorpora. En la página de producto en web podrás consultar esta información.  

Blanco y negro o color

Blanco y negro o color

 

Si por ejemplo vas a imprimir facturas no tiene sentido contar con un equipo en color. Si tus necesidades incluyen el uso de color, por ejemplo impresiones publicitarias, deberás escoger un equipo con esta capacidad.

Calidad de la impresión

Calidad de la impresión

 

Si buscas alta calidad tu única opción es láser, si te conformas con algo intermedio, por ejemplo para entregar trabajos en la escuela o universidad o impresiones generales,  una impresora de tinta es suficiente. 

Tipos de conexión

La conexión de la impresora con el ordenador u utro dispositivo ha ido evolucionando conllevando a la mejora de rendimiento de impresión y comodidad para el usuario.

Wi-Fi

Conecta cualquier equipo compatible fácilmente, ya sea un smartphone, Tablet o portátil. Es ideal para usar en el hogar y en pequeñas oficinas.

USB

USB

Casi todas las impresoras de hoy en día cuentan con uno de estos puertos.

LAN

RED

Opción  para entornos laborales donde es necesario compartir la impresora entre varios usuarios.