TV OLED

Calidad de imagen extraordinaria: colores intensos y negros más puros. Imágenes 1.000 veces más rápidas, perfectas para deportes y escenas de acción. La mejor experiencia de cine en alta definición y HDR. El mejor diseño: pantallas increíblemente finas.