Sudaderas

La prenda con reminiscencias de nuestra adolescencia ha llegado para quedarse. El fenómeno de las sudaderas de mujer define muy bien la revolución sporty de nuestros días y se puede llevar con o sin capucha. La sudadera oversize ha demostrado quedar igual de perfecta con una falda de tubo y tacones que con unos boyfriend jeans y zapatillas.