Vaqueros

Los vaqueros rectos siguen con su espíritu incombustible, pero las nuevas siluetas, como los vaqueros slim o los vaqueros bootcut, añaden matices al esquema clásico y son pura tendencia. Lavados, claros, oscuros, con rotos… las posibilidades son infinitas. Y si quieres ir más allá del azul, opta por dos variaciones cromáticas: los vaqueros blancos y los vaqueros negros.