garlick

Cocina de forma saludable

Cocina de forma saludable
Cocina de forma saludable

Hay muchos métodos para cocinar un mismo alimento. ¿Sabes cuáles son las formas más saludables?

Cocción en papillote: Este tipo de cocción es perfecto porque, además de mantener el sabor intacto de los alimentos y de ser saludable, puede realizarse tanto en el horno, sartén, microondas y barbacoa… ¿De qué se trata? Básicamente de envolver el alimento en material para uso alimentario (papel de plata, para hornear…) y dejar que se haga en su propio jugo. Esto es posible ya que al estar “encerrado”, el calor del vapor se genera en el interior del envoltorio y el alimento no recibe la acción directa del calor. Te aconsejamos que pruebes esta técnica con estas dos recetas: lenguado en papillote y bacalao con pimientos en papillote.

Escalfar: El método supone cocer un alimento en un líquido (ya sea agua, un caldo, leche, salsa…) a una temperatura inferior al punto de ebullición, es decir, unos 80º. ¿Un truco para hacer huevo escalfado? Incorpora vinagre en el agua, eso ayudará a que las proteínas se mantengan unidas. Con una menestra de verduras tendrás un plato completo, saludable y delicioso.

Escaldar: En este caso, la temperatura será mayor que el escalfado puesto que tendremos que llegar al punto de hervor. Normalmente los alimentos nunca están muchos minutos puesto que la intención es la de ablandarlos o despegar la piel para poder pelarla más fácilmente. Al sacar el alimento, se deberá pasar por agua fría con hielo para cortar la cocción.

Cocción al vapor: Este es sencillo, cada vez más popular y sencillo si tenemos el recipiente específico. Consiste en cocinar los ingredientes que hayamos seleccionados a través del vapor del agua, sin que los alimentos estén sumergidos en el líquido. Por ello, es necesario colocar los ingredientes sobre una rejilla u otro material suspendido en una cazuela. ¿Qué nos permite? Los alimentos se hacen lentamente, conservando cada uno de los nutrientes y todo su sabor. Todo ello sin la necesidad de incluir otras grasas para su elaboración.

El baño maría: Seguramente lo hayáis utilizado para elaborar postres, como el flan o para derretir chocolate y hacer delicias como una mousse. ¿Cómo se realiza esta técnica? Coge un cazo, rellénalo de agua (hasta la mitad para que no desborde una vez que comience a calentarse) e introduce otro recipiente dentro del cazo flotando. De esta forma se calienta o funde ingredientes de forma delicada y sin el riesgo a que se queme. Otra de sus funciones es para hacer las deliciosas conservas.

Cocción al vacío: Parecida a las anteriores pero en este caso el alimentado está sumergida en el agua, “encerrada” en una bolsa de cocción. La temperatura del agua no deberá ser superior a los 65º y se hará de forma lenta. Ideal para que no pierda ninguno de sus nutrientes.

Barbacoa y parrilla: No solo la carne, también las verduras y el pescado adquieren un toque especial. No olvides que la carne debe estar a temperatura ambiente y que, por tanto, hay que sacarla de la nevera un rato antes de cocinarla para que quede bien jugosa y se pueda hacer correctamente.

Al horno: Puede resultar necesario un poco de aceite, pero a veces ni eso. La dificultad de hacer pescado o carnes al horno reside en dos cuestiones fundamentales para que nos salga perfecto: precalentar el horno y poner en la posición correcta la bandeja según el alimento.

Y recuerda que puedes disfrutar de todas las ventajas que te ofrece el Supermercado online de El Corte Inglés. Encuentra todos los ingredientes que necesitas en su gran selección de productos y marcas.

Nuestra sugerencia
Barbacoas

Barbacoas healthy

Con el buen tiempo, llega la barbacoa. Es el momento perfecto para reunirnos con amigos y familiares al aire libre y disfrutar de los diferentes matices de sabor que adquieren...

Habla ahora…