garlick

Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión

Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión
Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión

No cabe duda de que a los niños les encanta comer (de lo que les gusta, claro). Sin embargo, parece que con las frutas y verduras nos cuesta un poco más. Por suerte, tenemos unas cuantas ideas para elaborar platos con color para los más pequeños y lo más importante: ricos en nutrientes sanos ¡y divertidísimos!

Y recuerda que puedes disfrutar de todas las ventajas que te ofrece el Supermercado online de El Corte Inglés. Encuentra todos los ingredientes que necesitas en su gran selección de productos y marcas.

Amarillo, naranja y verde: armonía, crecimiento y felicidad
Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión

No cabe duda de que estos colores van a aportar a los más pequeños de la casa armonía, crecimiento y felicidad, y qué mejor manera de aportársela a los más pequeños con fruta. Por norma general, no suele ser lo que mejor comen los niños. Las frutas junto a las verduras son las comidas más rechazadas en casa. Pero ¿habéis pensado en elaborar platos con color llenos de nutrientes sanos y representando distintas formas súper divertidas? Nosotros te ayudamos.
No queda mucho para el verano, y aunque todavía no tenemos muy claro los españoles cómo será el de 2020… no hay por qué dejar de imaginarlo con los más pequeños. Seguro que ellos también piensan muchas veces en las palmeras que veían por algunas de las playas que hace unos años visitabais en pleno verano así que ¿por qué no elaborar una súper palmera, pero con fruta?
Para preparar las hojas de las palmeras bastará con cortar trozos de kiwi en trozos alargados, coger un plátano cortarlo en dos mitades para que se queden planos y partido si queréis en pequeños trocitos para simular los troncos de las palmeras. Por último, para la arena siete u ocho gajos de mandarina… Da color a sus platos y haz que coman fruta… ¡Les encantará!
Además, tened en cuenta que las frutas son probablemente los alimentos más llamativos por su diversidad de colores y formas y además de lo que muestran a simple vista forman parte también de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes y sustancias naturales altamente beneficiosas para salud, así que ¡no dejéis de comerlas! Además del kiwi, tenemos otras frutas de color verde como las peras o las manzanas y otras muchas de color naranja como la naranja, el mango o el albaricoque. ¿Por qué no? Seguro se os ocurren distintas formas con estas nuevas frutas…

Rojo: gran aliado del corazón
Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión

Cerezas, fresas, tomates o pimientos son alimentos de color rojo muy beneficios para la salud de los más pequeños pues estos contienen antocianinas y licopeno, unos poderosos antioxidantes que sirven además para el sistema cardiovascular y también para la circulación. ¿Le gustan a tu peque los animales? Quizás puedas convertir alguno de sus platos en una mariquita saludable, y es que con unos cuantos tomatitos cherry podrás hacer auténticas mariquitas. Además, puedes añadirle una hojitas de lechuga alrededor que simulen el césped y trocitos de aceitunas negras sin hueso y cortaditas también para hacer la cabeza de la mariquita. También puedes elaborar unos ratoncitos con todos sus detalles cogiendo unas cuantas fresas que simulen el cuerpecito pequeño de unos ratoncitos y añadir sobre ellas un poco de sirope de chocolate.
Y si ya no sabes que más hacer para que coman pimientos rojos que tan beneficiosos son para la salud pues son ricos en fibra, enfolatos, antioxidantes, y vitaminas sobre todo la vitamina C. ¿Por qué no elaboráis un plato divertido de pimientos rellenos con arroz y carne? Podéis elaborar un pequeño cangrejo y que sea el caparazón de este hecho con la mitad de un pimiento rojo y que por dentro tenga el relleno de arroz y carne, pero no os olvidéis de poner unos pequeños trocitos de carne para hacer el iris del cangrejo y unos granos de arroz blanco para el blanco de los ojos o esclera.

Verde que te quiero verde… para depurar
Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión

Los alimentos de este color suelen indicarnos fortalecimiento de huesos ya que contienen ácido fólico, isoflavonas y luteína que ayuda a depurar. ¿Recordamos que la espinaca de hoja verde hacía más fuerte a Popeye? Pues bien, además de eso, también nos ayuda a limpiar el cuerpo por dentro así que no hay mejor manera de ofrecérsela a los más pequeños dentro de una tortilla.
Además, a la hora de hacer esta tortilla de espinacas puedes doblarla por la mitad simulando la cara de un pequeño monstruo que hay que destruir, podrás añadirle además un poco de brócoli o acelgas para simular partes del cuerpo de este horrible monstruo. Y para los ojos elegir, por ejemplo, una ramita de lechuga y un tomate cherry para el otro ojo. Y no te olvides, por último, de una gran sonrisa maléfica con más tomatitos cherrys cortados por la mitad… ¡qué susto!

Morado, el color de las emociones
Platos con color para los niños: fuente de nutrientes sanos y diversión

Así es, y es que el color violeta o púrpura es uno de los colores más potentes y el que nos enlaza directamente con nuestras emociones por lo que no está de más añadirlo en esta nuestra lista para elaborar platos con color para los niños durante la cuarentena. El color de la humanidad, de la espiritualidad, del encuentro con uno mismo. Quizás, el color ideal para estos días de confinamiento en los que además muchos de nosotros lo único que hacemos es sacar nuestro lado más humano ¿verdad? Y sí también es sinónimo de creatividad e imaginación y fantasía así que toca elaborar algunos platos con este color…
Las berenjenas, las uvas, los arándanos o la cebolla tienen este color morado o violeta. Alimentos que contienen antocianina y quercetina. Además, son antioxidantes y diuréticos. Llega la hora de la cena ¿por qué no elaborar una pizza casera en forma de barco pirata con varias berenjenas? Podréis rellenarlas con los ingredientes que vosotros queráis. Eso sí, no os olvidéis de un poquito de cebolla para darle un buen sabor y de vuestra bandera pirata para simular un auténtico barco pirata… ¡A los niños les encantará!

Habla ahora…