Descubre la versión beta de la nueva web de El Corte Inglés pulsando aquí.

David Civera 1979 (40 años) Teruel

David Civera (Teruel, 1979) es un cantante de música de ritmos latinos que se dio a conocer gracias a la participación en concursos televisivos. Su fama le llegó al representar a España en el festival de Eurovisión en 2001, donde alcanzó el sexto puesto con la canción “Dile que la quiero”.

La carrera musical de David Civera comenzó a cimentarse cuando participó con 17 años en el programa de televisión Lluvia de Estrellas. Sus imitaciones de Julio Iglesias le dieron el pasaporte para formar parte en otra aventura en Antena 3, Canciones de nuestra vida, proyecto en el que permaneció durante cuatro años. En 1998, no obstante, ya se atrevió a producir su primer disco, Hoy como ayer, que pasó de puntillas por las listas comerciales. Las radiofórmulas solo vocearían su nombre cuando David Civera colaboró con el productor Alejandro Abad. El fruto de esta sociedad fue la canción “Dile que la quiero”, que resultó elegida para el festival de Eurovisión y dio nombre al segundo disco del cantante aragonés, que vendió casi medio millón de copias.

Pero el auténtico bombazo lo daría David Civera con su tercer trabajo discográfico, En cuerpo y alma (2002). “Que la detengan” fue la canción del verano y orgásmicamente coreografiada en toda pista de baile y fiesta patronal. Aprovechando el tirón de este éxito masivo publicó un año más tarde La chiqui Big Band, donde destacaba su dúo con David Bisbal en el tema “Rosas y espinas”.

A partir de entonces, a pesar del notable ritmo de publicación de discos, los nuevos trabajos de David Civera fueron pasando de forma desapercibida por radios y listas de ventas. La escasa repercusión mediática de Perdóname (2005), Ni el primero ni el último (2006), No bastará (2007), Para vivir contigo (2008) y Podemos elegir (2009) solo se vería corregida con su disco de versiones, A ritmo de clásicos (2011), donde rinde homenaje a Umberto Tozzi y Adamo, entre otros, sus fuentes musicales. Ya en 2013 grabaría dos singles, “Me ha robado el corazón” y “Mentirosa”, temas en los que David Civera recurre a viejas pócimas rítmicas para renovar éxitos primigenios.