Descubre la versión beta de la nueva web de El Corte Inglés pulsando aquí.

Mozart 1756 - 1791 (35 años) Salzburgo, Austria

Wolfgang Amadeus Mozart (Salzburgo, Austria, 1756) fue un compositor y pianista austriaco del siglo XVIII. Conocido tanto por su genialidad como por su precocidad a la hora de componer. Un niño prodigio que unió su enorme talento a una estricta formación musical que lo encumbró como uno de los más grandes maestros de la historia de la música clásica de Occidente a pesar de su corta vida.

Nacido en una familia de músicos, Wolfgang Amadeus demostró desde muy joven una capacidad y creatividad inusual para su edad. Ya a los 5 años dominaba el violín y el piano. Poco después componía sus primeras sinfonías. Con el traslado de la familia a Viena en 1767, Mozart, además de continuar con sus primeras creaciones, comenzó a cultivar el género operístico, terreno en el que alcanzó el más alto nivel. Con solo 13 años fue nombrado maestro de conciertos del príncipe-arzobispo de Salzburgo, quien no supo apreciar el talento del joven. En 1786, con 26 años, se casó con la cantante Constance Weber, aunque nunca llevaron una vida cómoda debido a la mala salud de ambos. Especialmente de Mozart, quien murió el 5 de diciembre de 1791, en Viena, antes de cumplir los 36 años, afectado por infecciones y enfermedades respiratorias.

Un genio absoluto. Un maestro de una inspiración desbordante. Su música conserva intacta su capacidad de sorprender, entretener y emocionar. Los años no han restado frescura a sus inmortales composiciones, que abarcan géneros como el lied, las danzas alemanas, los conciertos para instrumento, las sinfonías y las óperas. En total, más de 600 obras en sus escasos 35 años de existencia. Pese a esa versatilidad, destacan entre las mejores de todos los tiempos. “Ni una inteligencia sublime, ni una gran imaginación, ni las dos cosas juntas forman el genio. Amor, eso es el alma del genio”.

Destacar algunas de las mejores obras de semejante genio no es tarea fácil. Sin embargo, vamos a intentar desglosar algunas de sus más bellas e imprescindibles creaciones: “Concierto nº 9 en mi bemol mayor para piano” (1777), “El rapto en el serrallo” (1782), “Sinfonía nº 35 en re mayor” (1782), “Sinfonía nº 36 en do mayor”, K 425 (1783), “Misa en do menor (1783), “Las bodas de Fígaro” (1786), “Sinfonía nº 38 en re mayor” (1786), “Don Giovanni” (1787), “Eine kleine Nachtmusik” (1787), “Concierto nº 26 en re mayor para piano” (1788), “Sinfonía nº 40 en sol menor” (1788), “Sinfonía nº 41 en do mayor” (1788), “Così fan tutte” (1790), “La flauta mágica (Die Zauberflöte, 1791) y “Réquiem en re menor” (1791).