Editoriales
Categorias
CATEGORÍAS

7 trucos para ahorrar en calefacción y no pasar frío

Cuando llega el frío, queremos estar cómodos en casa sin que esto suponga que se dispare el gasto en la factura. Sigue estas recomendaciones para sacarle el máximo partido posible a la calefacción y disfruta de la mejor temperatura sin gastar demasiada energía.
1677923379_ahorrar-calefaccion-02.jpg

El frío ya está aquí, así que, ahora que ya sabemos cómo ahorrar energía en casa, con electrodomésticos más eficientes y dispositivos que nos ayudan a reducir las facturas, toca estudiar la manera de disminuir el gasto en calefacción, sin renunciar al confort en el hogar.

Una casa climatizada y bien aislada del exterior, mantiene el calor en su interior de forma más eficaz, sostenible y económica. Te contamos todas las claves para conseguirla.

1. ASEGURA UN BUEN AISLAMIENTO SIN HACER REFORMAS

Si el calor se va por la puerta y el frío entra por la ventana, nos va a costar mucho tiempo (y dinero) calentar la casa. El aislamiento es clave, y podemos conseguirlo sin necesidad de hacer reformas, con algunos trucos:

  • Aplica burletes de sellado alrededor de los marcos de las ventanas y debajo de las puertas, llenando los huecos que dejan pasar aire del exterior.
  • Fija láminas aislantes en los cristales de las ventanas, para conseguir un efecto doble cristal.
  • Baja las persianas de noche. Aunque de día también es importante subirlas para que entre luz, especialmente en las estancias con sol.
  • Cierra la puerta de las habitaciones para poder ajustar mejor su temperatura. Con los termostatos inteligentes con válvulas para los radiadores podrás hacerlo de forma individual.

2. MANTÉN LA TEMPERATURA CONTROLADA

¿Cuál es la temperatura ideal para poner la calefacción? Los técnicos de IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, especifican que la temperatura óptima para la calefacción en espacios cerrados está entre 20ºC y 21ºC.

Además del gasto que supone incrementar esta temperatura, se calcula que el aire comienza a resecarse a partir de los 23ºC, lo que puede generar una atmósfera incómoda.

Lo ideal es hacer coincidir el encendido de la calefacción con las horas de ocupación de la vivienda y, a su vez, apagarla durante la noche, un poco antes de ir a dormir. Ventilar también es necesario, pero será suficiente con hacerlo 10 minutos por la mañana, antes de encender la calefacción.

Con los termostatos inteligentes podrás controlar en todo momento la temperatura de forma automática, consiguiendo mantenerla constante, sin que baje o suba de los grados que determines. Además, sus aplicaciones para el móvil cuentan con historial de gastos y ahorro, detección de ventanas abiertas y apagado automático cuando es necesario.

3. OPTIMIZA TUS RADIADORES

El mantenimiento de los radiadores, por lo general, consiste en eliminar las burbujas de aire que pueden acumularse en su interior y limpiar sus conductos. Esta sencilla labor permitirá disfrutar de un funcionamiento más eficiente.

No los tapes con ropa mojada. El radiador debe trabajar siempre sin ningún tipo de obstáculo para que funcione correctamente, así que tampoco es buena idea colocarles un mueble delante. Sin embargo, si va muy bien instalar detrás paneles reflectantes de aluminio, que evitan que el calor se pierda por la pared.

Si tus radiadores ya están viejos, y estás pensando en cambiarlos, tienes opciones con termostato digital o tecnología wifi, para que puedas programar la temperatura desde el móvil.

4. UTILIZA PEQUEÑOS FOCOS DE CALOR PARA MOMENTOS PUNTUALES

Otra forma de conservar el calor sin tener que hacer obras pasa por calentar únicamente las habitaciones que se utilizan con frecuencia, y en la medida de lo posible, reducir la temperatura o incluso cerrar el radiador de aquellas muy pequeñas o sin apenas tránsito.

Esto aplica también a esas ocasiones en las que vamos a estar en una estancia durante un periodo corto de tiempo, como puede ser el momento de la ducha. En estos casos, es interesante hacer uso de calefactores de bajo consumo

5. ABRÍGATE CON MANTAS ELÉCTRICAS

Las mantas eléctricas son perfectas para calentar la cama antes de dormir y abrigarnos cuando estamos sentados en el sofá o delante del ordenador. También hay mantas calientapies, para los más frioleros.

Son económicas y su consumo eléctrico es muy reducido, por lo que resultan ideales para calentarnos de forma eficiente y sin aumentar gastos.

6. APUESTA POR LAS ALFOMBRAS

Una alfombra de gran tamaño en las estancias más grandes y una mediana en las habitaciones ayudarán a mantener la temperatura y crear un ambiente más acogedor

Nada más desagradable que bajar el pie de la cama y encontrarse con un suelo helado. Una bonita alfombra de lana evita que esto ocurra y mejora la decoración. Además, también podemos encontrar buenas alfombras a precios asequibles.

7. DUERME CON EDREDÓN NÓRDICO

Tanto si son de relleno natural de plumas, como sintético, los edredones nórdicos resultan una opción excelente para apagar la calefacción por la noche y, aun así, dormir calentitos.

Aíslan del frío, conservan el calor y apenas pesan, por lo que los dulces sueños están asegurados. Los de nivel 3 están recomendados para las temperaturas más frías.

Y para que el ahorro te resulte todavía más fácil, recuerda que, tanto comprando en nuestras tiendas como en nuestra web, tienes posibilidades de financiación fácil sin intereses para electrodomésticos de más de 299 €. Puedes informarte aquí de las condiciones.

​​​​​​​

Valora este artículo
5 5 10
7 trucos para ahorrar en calefacción y no pasar frío
tick image

ENCUENTRA AQUÍ TODOS LOS MUEBLES PARA TU HOGAR

En El Corte Inglés contamos con una amplísima variedad de muebles para vestir todas las estancias de la casa y satisfacer todos los gustos. Sea cual sea tu estilo, aquí encontrarás los sillones, mesas, sillas, aparadores, cómodas, etc. que se adecúen tanto a tu estilo como a tu espacio. Fíjate en los colores y los materiales, no transmiten lo mismo los sofás de piel que los de tejido. También es importante prestar atención a las mesas de cocina, ya que serán las protagonistas de desayunos y comidas. Y no te olvides de los muebles más funcionales, esos que nos ayudan a conseguir aprovechar el espacio al máximo como los armarios roperos. Nuestros mejores aliados para y guardar ropa y otros textiles como toallas o ropa de cama.

Descubre nuestra gran variedad de productos de decoración para el hogar

Una vez amuebladas todas las estancias, toca decorarlas. Puedes elegir un estilo diferente para cada cuarto o un mismo ambiente para toda la casa. Inspírate en nuestras propuestas y elige los objetos y textiles de decoración que más te gusten y que te ayuden a conseguir el efecto que deseas. Las alfombras por ejemplo, son perfectas para añadir calidez a una habitación, con los espejos, además de verte cada día, añades amplitud y luz a la casa; las plantas por su parte, aportan vida y un toque natural ideal para el día a día. ¿Necesitas ideas? Descubre Decor Studio, el nuevo proyecto de decoración a medida de El Corte Inglés, y disfruta consiguiendo la casa de tus sueños con la ayuda de nuestros profesionales.

Todo lo que necesitas para tu descanso y más

Consigue cada noche el mejor descanso y despiértate como nuevo cada mañana. Convierte tu dormitorio en la habitación más confortable de la casa con una decoración relajada y especial y por supuesto, equípala con los aliados imprescindibles del sueño. Encuentra entre nuestra gama de colchones el que mejor se adapte a ti, dependiendo de tus necesidades y acompáñalo de una cama canapé que te ayudará además a conseguir algo de espacio extra. Por último, no te olvides de elegir entre nuestra gran variedad de edredones el perfecto para ti, ¿friolero? ¿caluroso? Seas como seas, tenemos el edredón perfecto para ti.

×
×
×
×