Momentos con ella, momentos con él…

Momentos con ella, momentos con él… bocados deliciosos con nosotros.
Momentos con ella, momentos con él... Bocados deliciosos con nosotros
Momentos con ella, momentos con él… bocados deliciosos con nosotros.

Encuentra un espacio para tu cita romántica en nuestros Restaurantes

y celebra una comida inolvidable​.​ 

 

El trabajo, la familia, los compromisos… el día a día a veces os impide tener momentos de intimidad, de complicidad y de disfrute juntos, pero ¿Por qué no buscar un hueco en las agendas para una cita romántica? Los dos lo estáis deseando, y en los restaurantes de El Corte Inglés os esperamos con los brazos abiertos. 

Las Nubes - Comidas Románticas

Imagina esa cita perfecta, que comienza contemplando el paisaje desde las alturas, unas bellas vistas de Madrid que se disfrutan con un delicioso cóctel en la mano.

 

Suena una suave melodía y escogéis una mesa tranquila para poder hablar. En los platos, productos de cercanía, verduras de temporada, carnes maduradas o pescados frescos. Y vosotros, tu mirada, la suya… Estáis, literalmente, en Las Nubes

 

Es el espacio perfecto donde escaparse a tomar algo en pareja y disfrutar sin preocupaciones. Reserva ya.

Serrano 47 - Comidas Románticas

Os apetece pasear; quizá, tener una jornada relajada y hacer algunas compras, deteneros para tomar algo en un espacio con luces tenues y una terraza confortable con bonitas vistas de la ciudad. El mundo a vuestros pies.

 

Tenemos ese lugar, y se llama Serrano 47

 

Aquí el placer es completo para los sentidos, con una carta repleta de platos ricos, para compartir mientras disfrutáis de esa complicidad, os reís de tonterías, os rozáis las manos y volvéis a sentir esas mariposas. ¿Puede terminar mejor este encuentro? O empezar, según se mire…

Momentos para los dos en cualquier parte​

 

Disfruta de momentos en pareja con las mejores vistas de tu ciudad y saborea platos de siempre mientras te dejas llevar por su mirada. Comparte entrantes y postres, brinda con nuestros vinos; pasa buenos momentos con él, con ella. Nosotros nos encargamos del resto.

 

Y recuerda, como dice el proverbio, 

Es una locura amar, a menos que se ame con locura