Nos encantan las cámaras modernas con estilo retro, ¿por qué?