Una máquina a los mandos: así es la IA detrás de la televisión en 8K