Issey Miyake Alta Perfumería

Vista

Issey Miyake es un visionario, siempre en busca de lo esencial y de la invención.

 Saca su inspiración del arte, la arquitectura y los encuentros. 

Asocia, como persona, tradición y vanguardia, sobriedad y color, naturalidad y sofisticación, artesanía y alta tecnología. 

Issey Miyake no es un estilo sino un verdadero espíritu de creación.

DESCUBRE TODOS LOS PRODUCTOS DE ISSEY MIYAKE

LA SELECCIÓN DE ISSEY MIYAKE

Los atemporales

de Issey Miyake

Una fragancia Issey Miyake es como un interludio, un momento suspendido en el tiempo donde se encuentra la emoción, la armonía y el placer de los sentidos.

L’EAU D'ISSEY

El aroma del agua sobre la piel de una mujer.

COMPRAR

issey miyake issey miyake

L’EAU D'ISSEY POUR HOMME

Un torrente de frescor asociado a una elegancia natural.

COMPRAR

ISSEY MIYAKE, EL DISEÑADOR

Issey Miyake, el más internacional de los diseñadores japoneses.

Issey Miyake es un artista de la fusión, un visionario que siempre busca lo esencial, así como inventar. 

Creador, artista e inventor, se inspira en la naturaleza, el diseño y los encuentros.

Combina como nadie tradición y vanguardia, sobriedad y color, naturalidad y sofisticación, artesanía y alta tecnología. 

Issey Miyake no es un estilo, sino un auténtico espíritu creador. 

El refinamiento y la modernidad de Japón combinados con el saber hacer del lujo francés.



"Lo que me interesa es lo que no conozco". Issey Miyake


La creación de sus perfumes tiene un carácter universal, en armonía con la vida y accesible a todos.


ISSEY MIYAKE: PERFUMES DE MUJER CON ESTILO

Issey Miyake nació en Japón en 1938 y desde la década de los setenta del pasado siglo se dedica al mundo de moda, siendo uno de los creadores más respetados y admirados, uno de esos genios que marcan una época y saben crear su propio estilo. Para Issey Miyake una fragancia es como un interludio, como “un momento suspendido en el tiempo donde se encuentran la emoción, la armonía y el placer de los sentidos”. Así lo define el maestro japonés que hace tiempo que decidió trasladar la genialidad con la que triunfa en el mundo de la moda al universo de la perfumería. En 1992 salió al mercado el primer perfume mujer Issey Miyake, la fragancia L’Eau d’Issey que ya tenía como fuente de inspiración el agua y la naturaleza, una propuesta que es una auténtica experiencia para todos los sentidos a través de los elementos esenciales que sirven como base para su elaboración, con su mezcla floral y de madera.


LA ESENCIA DEL HOMBRE SEGÚN ISSEY MIYAKE

Tras el éxito de su fragancia femenina, el diseñador japonés lanzó su perfume hombre Issey Miyake, manteniendo intacta su esencia y su saber hacer en el campo de la creación. Una forma de trasladar el trabajo que lleva realizando cinco décadas desde el Miyake Design Studio, un lugar que nació con el objetivo de "hacer cosas que traigan alegría, emoción y comodidad a la vida cotidiana de las personas". A partir de ahí comenzó a diseñar ropa que rompía con los cánones clásicos, utilizando las últimas tecnologías, pero también trabajando a partir de técnicas artesanales. Issey Miyake persigue siempre nuevas ideas, tanto en el mundo de la moda como en el de la perfumería, y en su estudio promueve la curiosidad y el intercambio de ideas. El resultado se puede comprobar en la elegancia que desprenden sus geniales creaciones.


LA MODA Y LOS PERFUMES SEGÚN ISSEY MIYAKE

A lo largo de su carrera, Issey Miyake ha ido incorporando novedades en su forma de entender la moda, y su ropa ha adquirido un toque más práctico, sin perder su elegancia y la magia que sabe imprimir su creador a todas sus piezas. Y también ha experimentado con diversos materiales, siempre buscando la excelencia. Del mismo modo que lo hace en sus fragancias y también en otros productos de perfumería que se han consolidado entre los mejores para alcanzar un cuidado perfecto. El after shave Issey Miyake es un buen ejemplo de este tipo de creaciones con las que el equipo del genio japonés continúa marcando en la forma en la que Issey Miyake entiende la esencia masculina.