QUE NUNCA FALTA EL PARAGUAS

El paraguas es a la lluvia, lo que las gafas de sol a los días soleados. Y, a no ser que quieras imitar a Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia, el paraguas es uno de los accesorios básicos que no puede faltar nunca. Desde su creación en China en el siglo XI a.C. ha llovido mucho, y nunca mejor dicho, y el paraguas ha sufrido una gran evolución. La más importante en 1.823 cuando se presentó el primer paraguas impermeable, gracias al escocés Charles Macintosh que inventó este tejido. Hoy en día el paraguas, además de cubrirnos y protegernos de la lluvia, es una oportunidad de lucir nuestro estilo personal gracias a los miles de diseños diferentes que hay.

PRESUME DE PARAGUAS BAJO LA LLUVIA

¿Necesitas un paraguas nuevo? Estás en el sitio indicado. Aquí podrás elegir entre un montón de diseños diferentes de las mejores marcas para que encuentres tu aliado perfecto, ¡estarás deseando que llueva! Lo primero y más importante es tener claro si quieres uno largo o plegable. Los primeros son un clásico, más robusto y grandes por lo que suelen cubrir más que los otros. Sin embargo, los plegables resultan muy cómodos ya que pueden guardarse en los bolsos y, combinados con gorros y sombreros también protegerán perfectamente de la lluvia.

TU ESTILO, TU PARAGUAS

Una vez hayas decidido el tipo de paraguas que quieres, es hora de elegir el estilo. Si quieres un paraguas de fondo de armario que no pase nunca de moda, apuesta por uno de color neutro: negro, azul, gris o marrón. Pero si prefieres darle un toque de alegría a los días nublados opta por los paraguas de colores vivos: rojo, rosa, verde… Los estampados también añadirán un punto divertido a la lluvia: cuadros, rayas, figuras geométricas o flores… ¡elige tu favorito! ¿Quieres ser la más trendy de la ciudad? Elige un paraguas transparente: originales, estilosos y además pegan con todo, ¿qué más se puede pedir? Si además buscas comodidad, escoge uno automático, será muy fácil y rápido de abrir cuando empiecen a caer las gotas. Por último, no te olvides de hacerte con un par de guantes y unas bufandas y cuellos abrigaditas y tendrás el equipo completo para los días fríos de lluvia.

×
×
×
×
comparar