Corbatas

Imagina un elegante traje sin una corbata. Faltaría algo, ¿verdad? Lo mejor es que puedes tener muchas corbatas hasta llegar a coleccionarlas. Corbatas estampadas, a rayas, de fantasía, de topos e incluso bordadas. Aprovecha también sus diferentes texturas: corbatas de seda más sofisticadas o corbatas de lino más informales, pero igual de elegantes.