Pareos

Según como te lo pongas, un pareo nunca parecerá el mismo. Y es que existen hasta diez maneras diferentes de lucir esta prenda en la playa, la piscina o incluso en la ciudad. Porque el pareo puede llegar a sustituir a un vestido si lo atas al cuello, por ejemplo. El pareo se adapta a ti y resalta o esconde las partes de tu cuerpo que quieras.