Vestidos de playa

Si te gusta ir cómoda y elegante a la playa, no hay nada mejor que los vestidos de playa para ponerte encima de los bañadores o los bikinis. Son amplios, cómodos y, si refresca, abrigan. Combínalos con pareos, caftanes y túnicas. Sin duda alguna, un tipo de ropa de baño muy práctica y estilosa.