La temperatura

La temperatura

Igual que existe un período óptimo de consumo, existe una temperatura ideal para disfrutar al máximo de un vino.
Las papilas gustativas reaccionan a la temperatura
destacando unos sabores sobre otros,  por eso hay que controlar la temperatura del vino. Por ejemplo, el calor acentúa la sensación de acidez  y alcohol, mientras que el frío refuerza las sensaciones de amargor y astringencia.
No podemos establecer una estricta tabla de temperaturas indicadas para el consumo de, pero en general, podemos decir que por debajo de los 6ºC los aromas de la mayoría de los vinos es imperceptible, en boca se vuelven planos y el frío mata su complejidad.  En el caso contrario, por encima de los 18ºC los vinos se desequilibran en aromas y sensaciones gustativas, sobre todo por efecto del alcohol.

Pero si los dividimos y atendemos a sus diferentes cualidades, podemos concretar un poco más sobre la temperatura adecuada de cada uno. Por ejemplo, los vinos tintos de crianza muestran su mejor expresión entre los 16º y 18º y los tintos jóvenes un poco más frío, entre 12º y 14º.
Los Rosados cobrarán vida 8º y 15º. Los vinos blancos requieren especial atención, ya que si son secos es recomendable servirlos entre 9º y 13º y si son dulces o semisecos entre 7º y 11º.

 

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar

En un país con tanta tradición vitivinícola, nuestra bodega tenía que estar a la altura. El recorrido más completo por los mejores vinos del mundo. Una selecta bodega, donde además encontrarás la mayor variedad de whiskies, ginebras, rones, y, por supuesto, los mejores cavas y champanes.