BELONDRADE Y LURTON.

BELONDRADE Y LURTON.

LA UVA ‘VERDEJO’ OFRECE TODO SU ESPLENDOR EN ESTOS VINOS CASTELLANOS ELABORADOS AL PURO ESTILO BORGOÑÓN. 

En 1994, Didier Belondrade emprendió, junto a su mujer Brigitte Lurton, una aventura vitivinícola en tierras castellanas. Él, un gran enamorado de España y convencido del potencial que representa la uva verdejo para su crianza en barrica, dejó su exitosa carrera de publicista en Burdeos para trasladarse a La Seca, pueblo de Valladolid cercano a Rueda. Ella, perteneciente a la familia Lurton, una de las más importantes de Burdeos cuyo nombre se asocia a míticos vinos como Cheval Blanc, Margaux, Yquem y un largo etcétera, siguió a su marido para, juntos, elaborar su propio vino.

Con el tiempo, Brigitte decidió regresar a Francia, quedando Didier al frente del proyecto familiar. En la finca San Diego (nombre del segundo hijo de la pareja) está ubicada la bodega en la que se elaboran, también, los vinos que llevan los nombres de la hijas: Clarisa y Apolonia. El primero, Quinta Clarisa, es uno de los rosados más interesantes que se puedan encontrar en el mercado. En cuanto a Apolonia, es el segundo blanco de la casa, elaborado con las viñas más jóvenes de verdejo.

Didier el Bordelés es un apasionado de los vinos blancos de Borgoña. Su idea ha sido trasladar a España las técnicas francesas. Para ello, eligió una de nuestras uvas autóctonas: la verdejo. Convencido de su potencial de envejecimiento en barrica, apostó por hacer un verdejo fermentado en barrica y criado sobre sus lías. Las lías son sustancias sólidas, sobre todo levaduras, que se acumulan en el fondo de las barricas. Con el batonage típico borgoñón, que es la técnica que consiste en remover las lías, el vino evoluciona en contacto con ellas, confiriéndole ese carácter peculiar.

Si algo distingue a Didier es su pasión, que para él es sinónimo de exigencia, la cual aplica en todo el proceso: viñedo, selección de las mejores uvas y elaboración de sus vinos. En esta tarea le complementa a la perfección la enóloga Marta Baquerizo, que ha sabido aplicar la filosofía del maestro francés al conjunto de la bodega.

Del igual modo se seleccionan las mejores barricas, para que la preciada verdejo pueda envejecer dignamente en un periodo que no suele superar el año. El seguimiento del proceso es clave, ya que, en ningún caso, la madera debe apoderarse de la uva, sino ennoblecer sus virtudes. Con ello, consiguen que el Belondrade y Lurton 2007 se haya convertido en un “grande de España”, un auténtico vino de “Terroir” por su variedad de uva, suelo y clima privilegiado. La máxima expresión de la verdejo castellana. Su estructura y elegancia singular han revolucionado la crianza en madera de los vinos blancos en nuestro país, convirtiendo en un placer el disfrutar en el paladar esta verdadera obra de arte. Es un vino magnífico: graso, amplio, sedoso, persistente. Acaba de salir al mercado, por lo que, todavía está algo joven. Tiene el nervio de un toro de Victorino, pero domado por la elegancia torera de José Tomás. Es un vino de lujo a un precio asequible.

En cuanto al consumo, el propio Didier recomienda decantarlo durante, al menos, un hora. La temperatura perfecta para disfrutarlo son 10-12º. Le auguro una excelente evolución en botella en los próximos cinco años, como mínimo. Un consejo: disfrútenlo ahora y guarden lo que puedan para seguir su evolución en los próximos años. En este periodo veraniego acompaña a la perfección a carnes blancas y pescados, pero su excelencia resalta con un rodaballo salvaje. En definitiva, un vino con carácter, simbiosis de terruño y única clase propia. ¡No se lo pierdan!

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar