BODEGAS CONTADOR

BODEGAS CONTADOR

BENJAMÍN ROMEO CONSIGUE NATURALIDAD Y PERFECCIÓN EN LA ELABORACIÓN DE SUS VINOS 

Benjamín Romeo, viticultor y enólogo, es el dueño de Bodegas Contador, situada en las afueras de San Vicente de la Sonsierra (La Rioja). Desde 1985 hasta el año 2000, Benjamín Romeo fue el enólogo de Artadi. El nombre de Contador viene de la estancia en las antiguas cuevas de elaboración y de crianza, excavadas en las laderas entre los siglos XII y XVI, donde se contaban los pellejos de vino elaborado en las bodegas del pueblo.


Benjamín Romeo compró una de ellas en 1995. Diseñada por el arquitecto catalán Héctor Herrera, es una construcción actual de líneas sobrias, distribuidas en tres alturas que transmiten horizontalidad. Ocupa 2.700 metros cuadrados y tiene capacidad para elaborar 150.000 botellas.

La estructura exterior de la bodega es una sucesión de terrazas de hormigón, orientadas al norte, sobre las que ha plantado más de 20.000 matas de tomillo, con el fin de lograr una perfecta integración con la vegetación del alto sobre el que se levanta. El proyecto está pensado para trabajar por gravedad y elaborar unos vinos muy naturales y en condiciones perfectas de humedad y temperatura, procedentes de las 20 hectáreas de viñedo de entre 45 y 100 años de antigüedad. En las instalaciones elaborará sus grandes éxitos: Contador y la Cueva del Contador; La Viña de Andrés Romeo –su vino de pago–, sus personales blancos y Predicador, más asequible, con el que quiere llegar al gran público. El recorrido por las instalaciones dura una hora y media aproximadamente y finaliza con la degustación de un vino blanco y un vino tinto, generalmente Predicador. La bodega ofrece la posibilidad de ampliar la cata y de realizar una visita más amplia que incluye algunos viñedos y la cueva donde Benjamín Romeo comenzó a criar sus vinos, situada bajo el castillo de San Vicente.

Según el propio Romeo, la bodega es “una obra de arte, pensada para que no pase de moda, en la que disfrutar elaborando buenos vinos” y que sea un referente en el mundo del vino. El vino emblema de Benjamín Romeo es Contador, que ha recibido las más altas puntuaciones del crítico de vinos más importante internacionalmente, el norteamericano Robert Parker, en su revista The Wine Advocate. Con Contador 2004 y con Contador 2005, Benjamín Romeo ha logrado los 100 puntos de Parker, una categoría que hasta ahora solo han conseguido cinco vinos españoles.

El objetivo de Benjamín Romeo es mantener la actual producción de unas 30.000 botellas de sus vinos de élite, superando las 100.000 con sus otros vinos de mayor rotación en el mercado pero con el marchamo de “vinos de autor”. 

“El objetivo es producir unas 30.000 botellas de sus vinos de ‘élite’”

PREDICADOR 2008

Predicador 2008 se ha elaborado con los racimos de las viñas más jóvenes, entre 20 y 30 años. Sin embargo, a fin de garantizar su nivel de calidad, durante la prevendimia se dejan en las cepas solamente un racimo por pámpano, de forma que durante la fase final de madurez las uvas alcancen el nivel de concentración y equilibrio exigidos.

Predicador 2008 exhibe un color brillante rojo picota de una intensidad muy alta. En nariz destacan frutas rojas y negras con notas especiadas y finas maderas, mostrando gran complejidad. En boca es amable, voluminoso, fresco, pleno de sensaciones afrutadas, con equilibrada acidez y tanino goloso que aporta potencia y persistencia. 

LA VIÑA DE ANDRÉS ROMEO 2008

La añada 2008 ha sido la segunda cosecha, después de varios ensayos, en la que se plasma el equilibrio fruta-roble, trabajando con barricas de 300 y 500 litros junto con las tradicionales de 225 litros, consiguiendo la fusión de todos los componentes del vino de forma integral.

La Viña de Andrés Romeo 2008 muestra un color granate brillante de gran intensidad. En nariz es puro, intenso, limpio, honesto, con aromas de fruta roja y negra muy madura, maderas muy bien integradas sobre fondo mineral. En boca, al ataque está cargado de untuosidad y dulzura. Desarrolla gran volumen, tanino dulce con un final extremadamente amable.

 

CONTADOR 2008

Con este vino, Benjamín Romeo muestra cómo se puede hacer un gran vino en una pequeña bodega. Color cereza picota intenso. Sublime en nariz. Un gran compendio de aromas que requieren tiempo en copa: fruta negra muy madura, finas y delicadas especias y notas balsámicas.

En boca, excelente sensación cremosa, textura golosa y refinada. Persistente y con un largo final lleno de elegancia.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar