PESQUERA JANUS.

PESQUERA JANUS.

LA HISTORIA DE ESTE VINO EXTRAORDINARIO EMPEZÓ EN 1982, CUANDO ALEJANDRO FERNÁNDEZ MEZCLÓ EN UNA BARRICA EL PASADO CON EL FUTURO.

 

Alejandro Fernández es una de las grandes figuras del vino español tanto en nuestro país como fuera de nuestras fronteras. En sus inicios, desempeñó diferentes oficios, entre ellos el de vendedor de maquinaria agrícola, hasta que, en la década de los setenta, se convirtió en elaborador de vino.


En su pueblo, Pesquera de Duero, empezó a elaborar los primeros vinos. Y con el nombre de su tierra se pasea uno de los caldos más famosos del panorama vitivinícola mundial. Un lagar antiguo vio el nacimiento de los primeros pesqueras, allá por 1975, cuando Alejandro Fernández recogió su primera cosecha. Ese lagar se sustituyó, a principios de los años ochenta, por la bodega actual.


Dos amores marcan la relación de este hombre con el vino: uno es su tierra, y otro es su pasión por la uva tempranillo, a la que es fiel, sin sucumbir, como otros muchos, al atractivo de las variedades foráneas. Para ella ha buscado las mejores tierras en su pueblo y fuera de él, y es la reina en sus cuatro bodegas: Pesquera y Condado de Haza, en la Ribera; Dehesa la Granja, en tierras zamoranas, y Vínculo, en La Mancha. Así, sus 200 hectáreas de viñedo están situadas en diferentes enclaves privilegiados.


Alejandro Fernández sabe que los grandes vinos empiezan en la viña. Por eso, él no deja de mimarla y tiene una relación tan singular que, en la poda, seguro que le pide perdón por el corte, pero le susurra suavemente que es por su bien. Al quitarle racimos en primavera le dirá que es para que resplandezca en otoño. En la vendimia, ella le recompensa su fidelidad y cariño entregándole, en su justa madurez, lo mejor de sí misma: sus elegantes frutos. A continuación, él selecciona la mejor barrica americana para acompañarla en su crianza en madera. No abusa ni del tostado de la barrica ni de su estancia en la misma para no convertir a su admirada tempranillo en una infusión de roble. Una vez embotellada, esperará el tiempo adecuado antes de mostrar el resultado final. Entonces, el infatigable viajero que es Alejandro Fernández la paseará por todo el mundo para que los mortales disfruten de su obra.


"Janus es la obra cumbre del creador de Pesquera. Un vino que, con total maestría, conjuga técnicas tradicionales y modernas"


Todo empezó en la excelente vendimia de 1982, cuando se atrevió a “mezclar” dos vinos que había elaborado de manera diferente. El primero se hizo en el viejo lagar de piedra con racimos enteros. El segundo se fermentó en tanques de acero inoxidables con racimos despalillados. Los dejó envejecer durante tres años en barrica. El resultado es un vino extraordinario. Janus es la antítesis de los vinos que yo llamo “siliconados vulgarmente” (SV). Tiene unos taninos maduros, que aportan consistencia al vino; una acidez fantástica, que le confiere frescura y le permite envejecer admirablemente; un grado de alcohol justo para que no arruine los dos primeros, y una adecuada crianza en barrica americana, la que mejor le conviene a la tempranillo, pero sin pasarse en el tostado de la barrica para que no se convierta en un “tablón de madera”. Janus Gran Reserva 1995 representa lo que tiene que ser un gran vino de guarda: sabroso, sedoso, complejo, equilibrado, envolvente... Un vino de una persistencia y elegancia únicas. Sin duda uno de los mejores vinos del mundo.


En cuanto al consumo, recomiendo decantarlo una hora, como mínimo. Pueden consumirlo ahora, pero les aseguro que le espera una larga vida. Los grandes vinos han de ser complemento perfecto de una buena comida, la carne de caza le va de maravilla. En definitiva, un vino con carácter, simbiosis de terruño y clase propia.
 

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar