TESORO ASIÁTICO.

TESORO ASIÁTICO.

MASATAKA TAKETSURU, NO PUDO IMAGINAR QUE ALGO QUE COMENZÓ SIENDO UNA SIMPLE AFICIÓN POR EL WHISKY ESCOCÉS TERMINARÍA SIENDO TODA UNA LEYENDA.

Desplazado a Escocia para estudiar el método de destilación que allí se usaba,
Masataka no solo lo estudió, sino que lo perfeccionó de tal manera que los propios Maestros Destileros Escoceses acabaron preguntándole como lo había logrado. De esta forma logró su sueño, crear la destilería Yoichi en Japón. Pronto su whisky empezó a ser famoso en todo el mundo, y debido a la incesante demanda de éste, tuvo que crear otra destilería que bautizó con el nombre de Miyagikyo.

Localizada a 50 kilómetros al oeste de Sapporo, en la Isla de Hokkaido, la destilería Yoichi no puede pasar desapercibida con sus paredes de piedra y el tejado rojo teja. Una combinación de tradición y modernidad que sólo los japoneses saben conseguir.

 

Un manantial pasa por debajo de la destilería. De ella emana la mejor agua que hay para producir whisky. Tiene su propio horno, con una chimenea con forma de pagoda. Sus alambiques aún se calientan con llamas de fuego, un método tradicional que fue abandonado por la mayoría de las destilerías escocesas. Estos alambiques tienen forma redondeada y producen un alcohol rico y puro.
La destilería Yoichi, esta establecida a tan solo un kilómetro del mar. Su situación geográfica contribuye al carácter complejo del whisky con su sal y notas medicinales.
Yoichi posee su propia tonelería, y tiene un cuidado particular en seleccionar las barricas.
Conocido como hogshead, las barricas son hechas usando madera de roble nueva, una práctica que cada vez es más extraña encontrar en Escocia.

En el Club del Gourmet en El Corte Inglés se pueden encontrar las variedades Single Malt Yoichi 10 años y la de From the Barrel, esta última incluye un estuche con dos vasos serigrafiados para whisky.

También te puede interesar