CAPRICHO GOURMET.

CAPRICHO GOURMET.

DE TEXTURA FINA Y DELICADA, EL SALMÓN AHUMADO SE HA CONVERTIDO EN UN BOCADO ÚNICO.
 

Lo que comenzó como una necesidad para conservar los alimentos el mayor tiempo posible, con el paso de los años ha terminado convirtiéndose en un arte. Si hubiera que designar una obra cumbre como principal muestra de este arte, sin lugar a dudas el salmón ahumado sería el elegido, resultado extraordinario de la recopilación del saber de varias generaciones. El salmón ahumado debe tener su punto exacto de salazón, una untuosidad justa y, lo más importante, la persistencia del sabor del pescado tras su paso por el humo. Actualmente, para el ahumado se utilizan maderas de haya y roble, nunca resinosas. El salmón estará en su punto cuando consiga ese color rosáceo anaranjado y una suave consistencia.


El método de ahumado tradicional comprende tanto el salazón como el ahumado, que da un sabor y una textura peculiares a la carne.

 

MINUCIOSA SELECCIÓN.

Este producto, capricho de los más entendidos gourmets, se obtiene a partir de una minuciosa selección de los mejores salmones del Atlántico norte. Ejemplares de no menos de 10 kilos, con un porcentaje de grasa bajo, nunca superior al 10%, resultado de una alimentación cuidada, lo que produce un engorde/crecimiento lento, en torno a 14 meses.
Durante el proceso de ahumado únicamente se utilizan la parte alta y central del salmón, es decir, los lomos altos.

 

“El salmón ahumado debe tener su punto exacto de salazón”

 

Las dos características que los hacen únicos y que los consumidores más experimentados buscan al adquirirlos en el Club del Gourmet en El Corte Inglés son esa textura, fina y delicada, obtenida de los mejores y más frescos salmones y la combinación perfecta de un bouquet suave, ligero y aromático en boca, resultado de su artesanal técnica de ahumado.

 

LONCHAS FINAS.

Los lomos de salmón selección se pueden encontrar enteros en torno a un kilo, mientras que las piezas Supreme pueden llegar hasta los 3,5 kilos. Para apreciar de forma excelsa todas las características de este exclusivo producto, los expertos recomiendan cortar los lomos en medallones de un centímetro de ancho. Sin embargo, su degustación debe realizarse en lonchas finas, que abarquen tanto el lomo como la falda, donde la infiltración de grasa es mayor y, así, disfrutar de lo mejor en un único y exquisito bocado. Una experiencia culinaria que no deben perderse ni los amantes del salmón ni, tampoco, los grandes aficionados a la buena mesa.

 

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar