Confitura de oro

Confitura de oro

 Cultivados de forma ecológica y con una preparación artesanal, la mermelada de Sabor a Mango se define por un fruto excepcionalmente dulce, dorado, cultivado de forma natural y con un porcentaje mínimo de azúcar añadido.

En la Axarquía (Málaga) el mango se siente en casa. Sobre dos hectáreas de terreno se extienden 1.200 árboles que se recuestan en bancales. El fruto que de ellos proviene resulta extraordinariamente dulce agradecido por el microclima (mínimas de 6º a 8ºC y máximas de 16º a 20ºC) único que disfruta esta comarca malagueña. Si nos acercamos un poco, veremos que los mangos son de la variedad ostten.

Tienen una piel gruesa, con lenticelas, y su hueso es pequeño, estrecho y alargado. Su pulpa, de color amarillo, es de gran calidad con un aroma profundo, sabor y carente de fibras.

Además, posee una singularidad: solo se cultivan en la costa subtropical andaluza. En ningún otro sitio del mundo. Y si sentimos la tierra, veremos que todo en ella surge natural. No se emplean productos fitosanitarios para controlar la cubierta vegetal. En contrapartida, se efectúan desbroces (arrancado de hierbas) de forma sistemática.

Con este camino la materia orgánica se incorpora de nuevo al terreno convirtiéndose en abono orgánico. Tierra a la tierra. Estas son las pautas esenciales que utiliza la empresa Sabor a Mango para la elaboración de sus mermeladas. Pero hay otras. La selección y recolección de los frutos tiene sus propias leyes de gravedad. Nunca se utiliza fruta rozada, magullada o con poco tamaño. Y únicamente se recolecta en el momento preciso de maduración y siempre en el propio árbol.

Todo a mano, uno por uno, y durante las cinco semanas que dura la recogida, y hasta en cinco pases.

De esta forma, el estricto plan de abonado orgánico y el sistema de riego (jugo procedente del prensado de restos de caña de azúcar) garantizan un fruto con alto contenido en azúcar natural. Tanto es así que sólo se le añade a las mermeladas un 12% de ese ingrediente. Un porcentaje bajo. Esta característica, muy apreciada en los mercados internacionales, es la que confiere a Sabor a Mango su sabor, textura y aroma tan especial, convirtiéndola en una mermelada afrutada y no en una pasta azucarada.

Este proceso de elaboración se lleva a cabo de forma artesanal. Sin prisas. Con una cocción a baja temperatura que preserva los valores de la marca. Tarros únicos que ya están al alcance del cliente del Club del Gourmet en El Corte Inglés.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar