Idilio con la fruta

Idilio con la fruta

Artesanas y muy naturales. Las mermeladas de Casa Pau sorprenden por sus originales sabores y por sus aplicaciones en la cocina. 

No andaba mal encaminado el arquitecto Antonio Gaudí. “La originalidad es volver al origen”, dijo el autor de la Sagrada Familia de Barcelona. Innovar es retomar la tradición, es volver nuestros ojos hacia técnicas ancestrales cuyo uso da lugar a productos perfectos. Como las mermeladas de El Rebost de Casa Pau, de venta en El Club del Gourmet en Cataluña. Elaboradas al dictado de la más arraigada tradición, se expresan en un sinfín de sabores a partir de frutas seleccionadas con rigor. “Producíamos frutas del bosque. Como no era rentable venderlas, decidimos hacer Pronto, esta empresa ubicada en Terrassa (Barcelona) comenzó a elaborar mermeladas también a partir de otras frutas. “Frutas que siempre compramos a productores locales”, matiza. Se escogen en su punto justo de madurez, es decir, cuando son apetecibles para el consumo en crudo, y acostumbran a trabajar con las mismas variedades. El proceso se realiza en el mismo día: se adquiere la fruta y se elabora la mermelada con la técnica de toda la vida. Tras el lavado, el pelado y el cortado, se macera la fruta alrededor de un 40% de azúcar, y después se cuece lentamente en su propio jugo. En El Rebost de Casa Pau utilizan azúcar blanquilla, la tradicional. “Hemos hecho pruebas con azúcar moreno, pero es demasiado intenso y cambia el sabor de la mermelada. Se pierden los matices de la fruta”, sentencia Manel. Con una oferta de en torno a 25 mermeladas, entre las que se encuentran sabores clásicos como mora, castaña o frambuesa y otros más innovadores, si hay una que destaca por su originalidad es la mermelada de oliva, de la cual hay dos presentaciones: oliva con manzana y oliva con pera. Eso sí, “los best sellers son la mermelada de higo y la de tomate”, en palabras de Manel Domínguez. Un producto gourmet que lo mismo sirve para acompañar una carne asada que para dar un toque de alegría a tus postres.mermeladas”, recuerda Manel Domínguez, fundador de la empresa artesana. Eso sucedió en 1995.

También te puede interesar