Esencia dorada

Esencia dorada

Unos 14.500 olivos. A su alrededor, una arcadia vegetal con infinidad de hierbas aromáticas: romero, manzanilla, melisa… Estos son los ingredientes que dan la esencia a Masía El Altet (Sierra de Mariola, Alicante), uno de los mejores aceites de oliva virgen extra del mundo.

Una isla de olivos en un mar de plantas aromáticas. Esta es la mejor descripción posible de Masía El Altet. Una finca rústica, que data del siglo XVII, situada a 800 metros de altura sobre el nivel del mar, en los agrestes bancales de granito de la Sierra de Mariola (Alicante). Si alguien se dedicara a contarlos sumaría 14.500 olivos. A su alrededor, un vergel. Más de 1.200 especies diferentes de plantas y una de las mayores concentraciones de hierbas aromáticas y medicinales de Europa. Tomillo, romero, manzanilla, hierbabuena, melisa, enebro…

Esta arcadia vegetal se traslada al olivar y aporta a las aceitunas unas notas botánicas absolutamente únicas. A fin de cuentas los árboles crecen entre medias de dos parques naturales. El de la Font Roja y el de la Sierra de Mariola. En este espacio tan único, Josep Petit, economista antes que agricultor, cultiva sus árboles. Pero lo hace guiado por la pasión de la tierra, no de los números. “El olivo es un árbol sabio que me ha enseñado muchísimas cosas”, relata Petit. “Por ejemplo, a ir despacio”. Y –cabría añadir– con buena letra.

Al principio, el aceite era vendido a granel a Italia pero pronto Josep Petit se dio cuenta de la enorme calidad del producto y decidió elaborar su propia producción de oliva virgen extra. El éxito fue espectacular. Rápidamente se convertiría en uno de los aceites más premiados del mundo. En todo, esto sin duda, tiene mucho que ver un microclima de veranos templados e inviernos fríos que combina, a la vez, el riguroso tiempo continental con la suavidad que otorga el Mediterráneo. A fi n de cuentas, a 30 kilómetros en línea recta se llega a sus olas.

Mientras todo esto sucede en el aire y el mar, en el terruño la recolección se efectúa cuando esta se halla en pre envero. Es decir, justo en el momento en el cual la expresión aromática de la aceituna resulta máxima.

También la molturación se acomete a la vez que se va recogiendo el fruto. De esta forma surge el aceite: despacio y con una producción limitada para aprovechar todo su potencial. De hecho, el rendimiento oleico es inferior al 12,5%. Esta mezcla de naturaleza y precisión técnica explica dos de las líneas de Masía el Altet que ya están a disposición de los clientes del Club del Gourmet en El Corte Inglés.

Ambas son coupages y únicas. High Quality es la armonía perfecta de variedades tan extraordinarias como picual (60%), arbequina (20%), genovesa (20%), blanqueta y alfafarenca. Por su parte, Premium resulta del maridaje de royal changlot (30%), picual (30%), genovesa (40%), blanqueta y alfafarenca. Sin duda, este el aceite de oliva es un tesoro nacional.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar