PIMIENTOS ASADOS DE EL BIERZO

PIMIENTOS ASADOS DE EL BIERZO

EN LOS LÍMITES QUE SEPARAN A LEÓN DE GALICIA Y ASTURIAS SE PRODUCEN LOS PIMIENTOS DE EL BIERZO, UNA DELICIA QUE HA DADO LA VUELTA AL MUNDO.

 Comarca natural localizada en la zona noroeste de la provincia de León, El Bierzo es la zona de origen y cuna del pimiento de El Bierzo. Dispone de un clima mediterráneo perfecto para su cultivo: cuenta con muchas horas de sol, una temperatura media anual de 12,5o C, lo que permite que, por lo general, el pimiento se plante a mediados del mes de mayo y se recolecte desde mediados de agosto hasta los primeros días del mes de noviembre.

PRODUCTO CENTENARIO

Favorecido por el suave clima que caracteriza a la comarca, en Ponferrada se comenzó a cultivar el pimiento a mediados del siglo XVII. Para su conservación, al principio se ponían a secar al sol hasta que alguien pensó que era mejor asarlos, una decisión que incrementó notablemente su consumo. A partir de ese momento, el pimiento fue dándose a conocer fuera de la comarca de El Bierzo como una más de sus joyas gastronómicas, llegando a convertirse en uno de los símbolos de la zona y dando origen, en 1818, a la primera industria artesana conservera en Villafranca del Bierzo.

La producción de pimientos en las últimas décadas se ha venido concentrando, fundamentalmente, en los municipios de Carracedelo, Cacabelos y Camponaraya. A su alrededor han ido surgiendo importantes industrias
elaboradoras de este producto de la huerta leonesa. En 2002, la unión de las diferentes conserveras de la zona hizo posible la obtención del distintivo de calidad IGP (Indicación Geográfica Protegida), el mejor aval para un producto exquisito como es el pimiento asado de El Bierzo.


El Consejo Regulador, órgano competente en la selección de la materia prima adecuada para su comercialización y máximo garante de las cualidades organolépticas de los frutos, efectúa un largo proceso con el fin de llevar a cabo el control de calidad. Un riguroso sistema vigila que los terrenos de cultivo sean los adecuados y garantiza que la recolección se haya realizado de forma manual y escalonada en el momento más óptimo de maduración del pimiento.

ELABORACIÓN

A su llegada a la industria, los pimientos se seleccionan minuciosamente, eliminando aquellos que no cumplen con los requisitos de calidad establecidos. Unos almacenes secos y sin humedades acogen el producto, transcurriendo un periodo de entre cinco y diez días hasta su asado, el cual se realiza en plancha u horno con leña de encina, roble, chopo o castaño, o mediante gas. Una vez asados, los pimientos se vacían, se pelan y se eliminan las semillas de forma manual, sin que en ningún momento el fruto se haya visto sumergido en soluciones químicas de ningún tipo. Acompañado por su propio jugo, se le añaden sal, aceite de oliva y zumo de limón. Una vez envasados en tarros de vidrio o metal, se esterilizan sometiéndolos a un tratamiento térmico para su eficaz conservación. 

EXAMEN FINAL

Con el fin de puntuar las características más importantes que diferencian a un producto de calidad de aquel que no la tiene, se lleva a cabo un proceso de cata en el que tanto el aspecto visual como su textura y sabor son valorados de acuerdo a determinados parámetros para obtener, finalmente, una calificación extraordinaria, como ocurre con los pimientos asados del Bierzo Prada a Tope.

PRADA A TOPE

Uno de los mejores ejemplos de la buena elaboración de los pimientos asados de El Bierzo es Prada a Tope, empresa concebida y potenciada por José Luis Prada que comercializa productos de El Bierzo desde 1972. En Prada a Tope trabajan con el objetivo de que sus productos lleguen al consumidor de la manera más natural, es decir, sin conservantes ni ingredientes químicos. Para ello, no utilizan técnicas agresivas en el proceso de pelado y asado, sino que siguen manteniendo la forma tradicional: asados con leña natural y pelados a mano. El único conservante empleado es un poco de limón exprimido.

"Cinco días después de su recolección, los pimientos se asan en hornos con leña de encina, roble, chopo o castaño"

DULCES Y PICANTES

Entre los distintos tipos de pimientos asados que comercializan se encuentran unos excelentes pimientos asados dulces y picantes. Como marcan las normas del Consejo Regulador del Pimiento Asado de El Bierzo, ambos se presentan en tarros de cristal con tapa de metal. Son ideales tanto para comer solos, con un poco de sal y aceite de oliva virgen, o para acompañar al lacón y en ensaladas de todo tipo. Simplemente probándolos se puede comprobar que los pimientos de Prada a Tope son garantía de origen y máxima calidad.

También te puede interesar