Temporada alta

Temporada alta

Natura, salsas con alma ecológica

Temporada alta

La historia de Natura se remonta a 1939, cuando el pescadero belga Philippe Vryghem elaboró una mayonesa casera para acompañar los pescados que vendía en su establecimiento. Utilizó únicamente ingredientes de gran calidad, completamente naturales, y rechazó incluir cualquier tipo de conservantes, aditivos o colorantes. El éxito que cosechó entre sus clientes fue inmediato. Tanto que pronto se encontró teniendo que cerrar la tienda para dedicarse exclusivamente a sus salsas, cada vez más reclamadas por los restaurantes de Bruselas y de Brabante Valón. Más de 70 años después, un nuevo local en Tubize ha sustituido al taller inicial de Forest. Pese a ello, las recetas permanecen intactas y fieles al espíritu original: productos belgas de primera sin añadidos. Natura es hoy una empresa solvente y reputada, como demuestra su creciente presencia en Francia, Holanda, Alemania y, ahora, en el Club del Gourmet en El Corte Inglés. Aquí pueden adquirirse sus variedades, presentadas de forma exquisita en sencillos frascos de cristal. La simplicidad y la transparencia continúan siendo una bandera. Quienes prueben la Mayonesa Natura comprobarán con agrado que entre sus ingredientes no figura nada más que aceite de girasol, yema de huevo fresco, mostaza natural, vinagre, sal y azúcar. Siguiendo la senda de Philippe Vryghem, la empresa se enorgullece de utilizar sólo ingredientes locales procedentes de Bélgica, sin trampa ni cartón, lo que se extiende también a sus deliciosas Salsa Tártara, Salsa Curry, Salsa Bearnesa y Mayonesa a la Trufa, capaces de levantar cualquier plato. No hay que olvidarse tampoco de la gama de vinagretas: Wasabi, con miel y César. Sin embargo, el compromiso de esta firma artesana va más allá de la cuidadosa selección de sus materias primas. Además de apoyar proyectos sociales en Uganda, parte del proceso de envasado de Natura se lleva a cabo en plantas que favorecen la incorporación laboral de personas con discapacidad. Además, la apuesta por el reciclaje y las energías renovables la han convertido en una empresa neutra en emisiones de CO2.

Recetas caseras de Italia

Temporada alta

Los amantes de la pasta lo saben: la textura y el sabor importan. Para ellos llega la línea de pasta al huevo de Filotea, una pequeña empresa italiana de la región de Las Marcas que se enorgullece de utilizar los métodos e ingredientes de antaño. Sus recetas se elaboran según la tradición de Ancona, una localidad a orillas del Adriático que se toma la gastronomía en serio. Esto significa que la pasta se seca muy lentamente y a muy baja temperatura para conseguir que conserve su sabor casero. También implica cuidar la selección de los ingredientes, en este caso harina de trigo duro y huevos frescos de la mejor calidad, o monitorizar todas las fases del proceso creativo para controlar los detalles. El resultado es una pasta ligera y fácil de digerir que permite muchas combinaciones. Sin duda, uno de los puntos fuertes de la pasta al huevo Filotea es su superficie rugosa, ideal para facilitar su mezcla con las salsas y potenciar el sabor de todos los elementos que se añadan al plato. Quienes se acerquen al Club del Gourmet en El Corte Inglés tendrán serias dudas a la hora de elegir entre sus seis variedades disponibles, aunque cualquiera de ellas garantiza intensidad y frescura. Los Linguine, por ejemplo, resultan ideales para salsas de pescado o pesto alla genovese, mientras que los Tagliatelle casan bien con condimentos tradicionales o con ragú. Los Pappardelle, un poco más anchos que los anteriores, maridan a la perfección con salsa selvaggina, y los Spaguetti alla chitarra, con untos de carne y pescado. Por otro lado, el color negro de los Spaguetti Chitarra al Nero di Seppia llamará la atención de quienes busquen experiencias exóticas y audaces. Si combinan estos espaguetis con tinta de sepia con una salsa de este mismo molusco, habrán dado en el clavo. Por último, están disponibles los Chitarrone Aglio & Prezzemolo, unos espaguetis con ajo y perejil que piden a gritos la compañía de una salsa de salmón o de pez espada.

Maison Lorho, quesos de granja

Temporada alta

Si de algo sabe la familia Negrini es de elaborar embutidos italianos de la mejor calidad. No han cambiado tantas cosas desde el arranque del negocio en 1955 en Renazzo, en Emilia-Romagna. La segunda generación, personificada en Nicoletta Negrini, se ha encargado de dar a conocer sus productos en el mercado ibérico, pero sin volver la espalda a las técnicas tradicionales ni a las materias primas de primera calidad. La línea de embutidos Gianni Negrini, que ahora llega al Club del Gourmet en El Corte Inglés, rinde homenaje al padre y mentor de la saga. Más allá de un guiño al saber del pasado, se trata de una auténtica apuesta por el sabor y la salud. La ausencia de cualquier ingrediente artificial y su bajo contenido en grasas hacen que esta gama sea ideal para las personas a las que les gusta cuidarse y apta para las dietas hipocalóricas. La Mortadela Clásica de Bolonia está elaborada con cortes nobles de cerdo blanco italiano gran suino padano, criado de forma natural en la zona de Emilia. Su alto contenido de carne magra y la escasez de grasa igualan sus calorías a las de un jamón cocido, con la diferencia de que su sabor es más rico. Los sibaritas pueden optar por la Mortadela con Trufa, que le añade un toque audaz. También del gran suino padano, la mejor raza italiana, se nutren el Jamón Cocido y el Salami Parma, similar al salchichón. Ambos son 100% naturales, sin lactosa ni gluten, y muy bajos en grasa. Por otro lado, el Pastrami consiste en carne de buey del lomo bajo, cocida al vapor, horneada y ligeramente ahumada con leña procedente de los Dolomitas. El Carpaccio con Parmigiano Reggiano, por su parte, es igualmente gourmet. Estas delgadas lonchas de carne de solomillo de buey, cocinadas al vapor con sal, especias italianas y escamas del delicioso queso con DO que le presta su nombre, despliegan todo su sabor cuando son aliñadas con aceite de oliva virgen y rúcula. Para comer fuera de casa, Negrini propone su Vitello Tonnato, un take away a base de finas rebanadas de ternera y mayonesa.

Can Company, un toque de autor

Temporada alta

Can Company gestiona en Mallorca todos los procesos que son necesarios para que un buen embutido tradicional pueda servirse en la mesa. Esta empresa familiar, en la que se acumula la sabiduría de varias generaciones, no sólo se dedica a la cría y el engorde el cerdo negro mallorquín, el animal más emblemático de la isla, también se encarga de alimentarlo a partir de las cosechas de cereales y leguminosas que ella misma cultiva. Todo en la cadena está cuidado de forma minuciosa, desde la siembra del grano con la que se harán las harinas destinadas a la alimentación animal hasta la elaboración fi nal de los embutidos. Desde hace poco, el prestigioso Xesc Reina se encarga de esta última etapa. Maestro artesano charcutero de gran reconocimiento, no sólo elabora productos tradicionales a partir del cerdo negro mallorquín, como las sobrasadas, las Varias o los Camaiots, sino que también está recuperando antiguos embutidos de la isla condenados a perderse en el tiempo, como las noras, los blanquets o las Figatellas. Y todo sin dejar de investigar para
crear nuevas especialidades. Varios de estos artículos que combinan la buena materia prima con la charcutería creativa llegan ahora al Club del Gourmet en El Corte Inglés. Por un lado, quienes acudan allí en busca del sello Can Company podrán probar productos curados como Fuetnegre, elaborado a partir de magro de cerdo negro mallorquín embutido en tripa natural y adicionado con especias; o Fuetvermell, que añade a la misma base pimentón Tap de Cortí y otras especias. Por otro lado, encontrarán especialidades cocidas como Nora, a partir de carne de cerdo bien picada, mezclada con orejones, ciruelas y pasas; Varia con queso, mezclada con queso mahonés de leche cruda; o Figatella, realizada fundamentalmente a partir de hígado, carne de cerdo y especias y que, por su sabor, recuerda al paté de campaña.

Delicias artesanas

Temporada alta

Según el maestro repostero Miguel Romeu, “pefiero hacer pocos barquillos, pero que sean 100% artesanales. Sus palabras resumen bien el espíritu de Neules Artesanes Sant Tirs, una empresa volcada en la elaboración de dulces típicos de la gastronomía catalana que no pierde de vista la tradición. La historia arranca en 1985, cuando Romeu y su esposa, Enriqueta Ferreres, decidieron comprar un taller artesano en el antiguo Pla de Sant Tirs, hoy Ribera d’Urgellet, donde habitualmente acudían a saborear deliciosos barquillos caseros. Querían ser fieles al oficio que los cautivó en este pequeño pueblo de Lleida y continuar utilizando los ingredientes naturales de la receta original, pero también modernizar los sistemas productivos. Treinta años después, han logrado su objetivo. La incorporación al negocio de Quim, el hijo de la pareja, y la nueva sede en Puig-Reig (Barcelona), aseguran la continuidad del proyecto y la vigencia de aquel sueño romántico. En el Club del Gourmet en El Corte Inglés están disponibles las seis variedades de la gama Les Delícies de Sant Tirs: los Barquillos, los Cubanos o los Abanicos de mantequilla, un buen ejemplo de la exigencia que la casa catalana aplica a sus productos. Los más golosos dudarán entre los Barquillos de mantequilla al cacao o con cobertura blanca o los Crock’s de mantequilla al cacao. Estos tres últimos productos están bañados en delicioso chocolate de Valrhona, un detalle con el que Neules Artesanes Sant Tirs dobla la apuesta de la tentación. 

Excelencia artesana

Temporada alta

El último artesano de Francia que continúa elaborando sus especialidades con una amasadora de madera es Jean-Yves Bordier, algo que da algunas pistas sobre su dedicación y exigencia a la hora de crear sus mantequillas. . Hijo de queseros y maestro mantequillero desde 1985, este amante de los productos bien hechos ha cosechado fama con sus excelentes creaciones, a las que aplica técnicas del siglo XIX que luego perfecciona. Sus mantequillas se caracterizan por tener una textura fina, así como un aroma y un sabor poco comunes. Experimentar en primer persona el acabado de estos productos es posible en el Club del Gourmet en El Corte Inglés, que ofrece cinco especialidades con el sello de Bordier. Cada una de ellas brinda un matiz diferente. La Beurre Baratte Doux, por ejemplo, cautivará a los amantes de los sabores clásicos y naturales; también la encontrarán con la mitad de sal con la etiqueta Beurre Barate 1/2 Sel. Por otra parte, Beurre au Yuzu, , se presenta como una mantequilla salada con ecos del cítrico japonés yuzu, y resulta perfecta en papillotes y bacalaos. Bordier tampoco se olvida de los sabores audaces. Las algas de Finisterre de Beurreaux Algues resultan, por un lado, idóneas para pescados y crustáceos. Por otro, son capaces de sorprender en carnes rojas poco hechas. Por último, Beurreau Sel Fumé acerca el otoño con su sabor fuerte y embriagador y una increíble riqueza aromática. Ideal para carnes blancas y pescado al horno.

Maison Lorho, quesos de granja

Temporada alta

Cyrille Lorho fue reconocido como Mejor Trabajador de Francia en 2007 en la categoría de quesería. Todo un honor en un país famoso por la exigencia que establece alrededor de su producto nacional. Junto con su esposa Christelle, que hoy se ocupa de la bodega, ha desarrollado quesos de granja excepcionales. El local donde maduran sus delicatesen es una antigua fábrica textil en la provincia de los Vosgos. Construida en ladrillo rojo sobre un río, resulta idónea para la regulación hidrotérmica de los quesos, que luego se despachan en una selecta boutique en el corazón de Estrasburgo. Por suerte, no hace falta desplazarse hasta la capital de Alsacia para probarlos. El Club del Gourmet en El Corte Inglés dispone ya de tres quesos Lorho que conquistarán los paladares más fi nos. Fondant de l’Ille de Beauté, reconocible por el bonito color amarillo-anaranjado que presenta su corteza, es el primero de ellos. Este queso artesano procede de una pequeña lechería del sur de Córcega y se elabora a partir de leche tamizada de oveja que luego se moldea en cesta. Una vez en los Vosgos, la pasta prensada sin cocer se deja madurar entre tres y cuatro meses, brindando al fi nal del proceso un sabor fundente al fi nal de la boca y unos suaves toques a avellana. Por otro lado, está el Aiglon aux herbes, un queso de pasta suave y cremosa que emerge a partir de leche de vacas y ovejas del suroeste francés criadas en pastos. Los Lorho se encargan de manipularlo y recubrirlo de hierbas en su bodega, donde permanecen cuatro semanas en una atmósfera cerrada para que se impregne bien de su sabor. Tras la maduración completa, que se prolonga durante cien días, ya está listo para consumir. También L’Espelet lleva el sello de Christelle. Este queso de oveja tipo Ossau-Iraty, procedente del suroeste, madura durante tres meses. Sin embargo, es su cobertura de auténtico pimiento de Espelette, 100% natural y sin colágeno, la que le presta su sabor, delicado y ligeramente empolvado. 

El toque maestro

Temporada alta

Si por algo destaca Regional & Co en el mundo de las especias es por su cuidada forma de escoger las materias primas y presentarlas. Esta firma cultiva su pasión por los sabores del mundo desde 1921, y casi un siglo después, continúa apostando por los productos naturales, seleccionados a mano entre lo mejor de los mercados internacionales. Cuando pasees por el Club del Gourmet en El Corte Inglés, te llamarán la atención sus envases. En materiales nobles y genuinos, son siempre un alarde de diseño perfecto para regalo. El Especiero Sal y Pimienta, por ejemplo, reúne dos de los ingredientes más usados en la dieta mediterránea en su máxima pureza: sal marina y pimienta casqueada. Por si fuera poco, los dos frascos de cristal, con molinillo regulable, constituyen casi un objeto de decoración. Los más sibaritas pueden decantarse también por el Red Pack Sales y Pimientas, que multiplica por tres los matices: los paladares exquisitos disfrutarán eligiendo entre sal de ensalada, sal marina, sal picante, el sazonador all mix, la pimienta negra casqueada o el condimento 5 pimientas. El juego de sabores y colores crece con el 21 Tubos Pack Premium, un reto para gastrónomos con ganas de experimentar y para amantes del diseño. Por un lado, su selección de sales, especias y botánicos gourmet despliega un mundo de posibilidades en la cocina y en la coctelería. Por otro, sus tubos de cristal y su expositor de acero llevan la sofisticación a cualquier encimera. La esencia de Regional & Co está en los detalles, como demuestra su Cocktail Set Premium. Además de cardamomo y pimienta rosa, incluye dos copas de balón elaboradas en una sola pieza y un medidor profesional. Preparar un combinado nunca fue tan estimulante.

Cereales sin trampa ni cartón

Temporada alta

Si algo ha permanecido inalterable en Eat Natural desde su nacimiento es su apuesta por los productos naturales. Hace 18 años, sus creadores se reunieron en un pequeño apartamento de Epping, en Essex, para elaborar sus primeras barritas de frutas y frutos secos. Sabían que contendrían pocos ingredientes y tenían claro que cada uno de ellos debía de ser capaz de resaltar su sabor por sí mismo. Extendieron sobre la mesa más de 15 variedades distintas de miel y fueron probando hasta dar con la suya. De la misma manera, escogieron el resto de materias primas. Hoy, pese al éxito cosechado, continúa trabajando a pequeña escala para poder cuidar cada detalle. Eat Natural selecciona productos de agricultores de todo el mundo que comparten una mentalidad parecida a la suya: menos es más. Nada de aditivos poco fi ables, velocidad industrial o producciones en masa que descuiden el acabado de la recetas. Con este mismo espíritu llega su línea de cereales y mueslis tostados al Club del Gourmet en El Corte Inglés. Almendras y Albaricoques, Nueces de Brasil y Sultanas, y Nueces y Semillas están especialmente pensados para el desayuno y, al igual que las barritas, son buenos, sanos y sin trampas. El primero de ellos contiene una mezcla de avena tostada, copos de espelta, arroz inflado, almendras, albaricoques, uvas pasas, miel y coco. El segundo, avena tostada, copos de espelta con sultanas, uvas pasas, nueces de Brasil, semillas de calabaza y miel; mientras que el tercero reúne avellanas tostadas, almendras y una mezcla de semillas con avena tostada, migas de centeno tostadas, coco, arroz infl ado y miel.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar