Comer y beber de una manera sana es la mejor inversión de futuro que podemos hacer. Es poner vida a los años y años a la vida. Comprueba cómo el consumo de una buena y refrescante agua, como la de marca El Corte Inglés, es fundamental en una dieta equilibrada.

Cada agua tiene su propia personalidad y beneficios saludables. La diferencia principal está en su composición mineral, que depende del entorno natural donde está ubicado el manantial y de su sustrato geológico. El agua marca El Corte Inglés procede de un manantial situado en Almazán (Soria) a 985 m de altitud, y destaca por sus saludables cualidades, sabor único y total pureza, que la convierten en una auténtica fuente de salud 100% natural. Su bajo contenido en sodio le hace tener propiedades diuréticas, por lo que su consumo es aconsejable en los casos de hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, en dietas alimentarias, así como en la preparación de alimentos infantiles. El agua, además de necesaria, es una bebida placentera por lo que cada vez es más importante conocer con mayor profundidad lo que se bebe. En la etiqueta del agua envasada se obtiene la información precisa sobre su composición, lugar de origen o incluso sobre una fecha preferente de consumo. Toma nota de por qué es tan aconsejable y conoce algunos efectos beneficiosos que el agua aporta a tu organismo. Un adulto pierde alrededor de 2,5-3 l al día de agua. Esta cantidad aumenta cuando hace calor o se realiza una actividad física. Los especialistas en alimentación recomiendan tomar al menos 2 l de agua diaria y cuanto menor sea su mineralización, la limpieza interna del organismo será mejor. Es recomendable beber el primer vaso, justo al levantarse, para ayudar a eliminar los fluidos acumulados durante la noche. El resto a lo largo del día, desde el desayuno hasta la cena, y al acostarte. Recuerda que es mejor tomarla antes de comenzar cada comida para que la digestión sea más rápida. Reduce el riesgo de cistitis al mantener la vejiga limpia de bacterias y, al actuar como hidratante, mejora el aspecto de la piel de la cara.