Alitas en salsa agridulce y arroz

Alitas en salsa agridulce y arroz
En colaboración con la revista Revista mía
  • Valoración:
Tiempo: De 40 a 60 min
Dificultad: recetas fáciles
Número de Comensales: 4
3558 Kcal Receta, 889 Kcal/pers, Medias Calorias Sin lactosa,

Ingredientes para esta receta

12 alitas de pollo, 200 g de arroz de grano largo mezclado con salvaje, 2 naranjas, 2 cucharadas de salsa de soja, 4 cucharadas de miel, 1,5 dl de aceite de oliva, 1 l de caldo de verduras, unas ramitas de cilantro, pimienta y sal.

12 alitas de pollo 200 g de arroz de grano largo mezclado con salvaje 2 naranjas  2 cucharadas de salsa de soja 4 cucharadas de miel 1 5 dl de aceite de oliva 1 l de caldo de verduras unas ramitas de cilantro pimienta y sal.

Elaboración de esta receta

2014-11-01 11:57:00.0

Limpiar las alitas, cortarlas en dos y quitarles la punta. Retirar toda la grasa que se pueda. Salpimentar. Calentar 1 dl de aceite y dorar las alitas por todos los lados. Reservar. Poner en un cazo 1 cucharada de aceite, el zumo de naranja, la salsa de soja y la miel. Cocer a fuego suave durante 5 minutos removiendo. Colocar las alitas en una fuente de horno y rociarlas con la salsa preparada. Asar a 200 ºC durante 15 minutos. Poner el arroz en un colador y lavarlo en agua fría. Calentar el caldo de verduras; cuando llegue a punto de ebullición echar el arroz y salpimentar. Bajar el fuego y cocer 20 minutos. Escurrir y saltearlo en el aceite restante. Repartir las alitas en los platos. Napar con la salsa agridulce y servirlas con arroz. Espolvorear con cilantro picado.


Qué es el arroz salvaje

Aunque se le llama arroz, no lo es. Se trata de la semilla de una planta acuática (zizania o grano de agua) que crece de forma silvestre en los suelos pantanosos de América del Norte y Canadá. Muy rico en fibra y minerales, no contiene gluten ni grasa, es de fácil digestión y es muy apreciado por su alto valor proteico.


Nuestro consejo

Es fácil encontrar en el mercado paquetes en los que ya está preparada una mezcla de arroz blanco y arroz salvaje; en este caso, la cantidad de este último es mínima y lo que se consigue es un juego de textura más contrastado. Pero si deseas aumentar esa cantidad, es recomendable cocer por separado los dos tipos de arroz. El blanco tarda de 15 a 20 minutos, pero el salvaje sólo estará al dente tras una cocción de 40 a 50 minutos. Para disminuir este tiempo, puedes dejarlo en remojo de agua fría durante la noche anterior, como se hace con las legumbres.

También te puede interesar