Tan nutritivos como exquisitos, así son los filetes de anchoa en aceite de oliva. Un auténtico manjar artesanal al alcance de todos.

La elaboración de las anchoas sigue siendo un trabajo artesanal y meticuloso que depende de la habilidad, limpieza y cuidado de sus manipuladores para lograr el mejor resultado y calidad final del producto. Pescadas con artes ancestrales, son clasificadas, saladas y conservadas hasta que alcanzan el punto justo de maduración. Así se logran unos filetes excepcionales con una carne compacta y un sabor intenso, que las convierten en un manjar exquisito. La anchoa es un pescado azul, y por ello su grasa es muy saludable, ya que contiene una elevada proporción de ácidos grasos insaturados. Tómalas solas o prepara con ellas unos deliciosos canapés, un pastel o una crema perfecta para pescados como la merluza o el salmón.