EL BLANCO DE TUS DESEOS
Si hay una pareja que por su elegancia, saber estar y extraordinarias cualidades se convierte en la mesa en el centro de todas las miradas, esa es sin duda la que forman el espárrago blanco y el aceite de oliva. Comprueba como estos clásicos de la Navidad nunca pasan de moda.


Manjares de la tierra
Tus deseos se harán realidad cuando veas en tu mesa un plato con uno de tus manjares terrenales preferidos: los espárragos blancos. Solos, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra o con mayonesa resultan una delicia a la que pocos pueden resistirse. Una de las claves del rotundo éxito de los espárragos blancos es que su extraordinaria calidad permite que no precisen de una preparación muy laboriosa para convertirse en un plato único. Su increíble y refrescante sabor, su suave textura y sus múltiples propiedades los hacen inigualables. Si quieres comprobarlo picha aquí.