En el Supermercado de El Corte Inglés encontrarás los espárragos y yemas de marca propia con denominación de origen Navarra. Sin molestas fibras, de textura suave, sabor intenso y gran cantidad de agua, son uno de los productos estrella para tomar de mil maneras.

Abrir una lata o bote de espárragos es la forma más cómoda de comer este ligero manjar. Y es que cada 100 gramos sólo aportan 23 calorías y mucho agua, por lo que es uno de los alimentos perfectos para seguir una dieta hipocalórica y para mantener la hidratación natural de tu cuerpo. Los espárragos marca El Corte Inglés pertenecen a la Denominación de Origen Navarra, una de las más famosas y reconocidas del mundo por la extraordinaria calidad e indiscutible sabor de sus productos. Para lograr este alimento único se recogen los espárragos manualmente y se les somete a un enfriamiento rápido con agua o se les introduce en una cámara de preenfriamiento. Después, se lavan y se pelan para eliminar las fibras, se clasifican por grosores y se esterilizan. El siguiente paso es colocarlos en la lata o bote, y una vez pesados, se les añade el líquido (agua, sal, aditivo E-330 y ácido cítrico). Los espárragos y las yemas de calibre grueso, los que te presentamos en este reportaje, miden entre 11 y 14 milímetros, son ideales para preparar multitud de recetas y ensaladas o, para comerlos solos. Pero recuerda, para apreciar su excelente sabor, si los guardas en el frigorífico es aconsejable sacarlos con antelación para tomarlos a temperatura ambiente.