Gallo al vapor con salsa oriental

Gallo al vapor con salsa oriental
En colaboración con la revista Revista mía
  • Valoración: 5.0 18 Votos
Tiempo: De 20 a 40 min
Dificultad: recetas fáciles
Categoría: Pescadorecetas fáciles
Número de Comensales: 4

Ingredientes para esta receta

2 gallos grandes (con cabeza pero limpios, sin tripa), 4 cebolletas, 6 dientes de ajo, 2 chiles rojos (o guindillas), 1 manojo de cilantro fresco, jengibre fresco, salsa de soja, aceite de oliva virgen extra y aceite de sésamo.

2 gallos grandes (con cabeza pero limpiossin tripa)4 cebolletas6 dientes de ajo2 chiles rojos (o guindillas) 1 manojo de cilantro fresco jengibre fresco  salsa de soja aceite de oliva virgen extra y aceite de sésamo.

Elaboración de esta receta

2014-10-16 16:16:00.0

Lavar los gallos y secarlos. Cocinarlos al vapor, tapados, durante unos 12-18 minutos (el tiempo depende del grosor y del tamaño del pescado). Cuando está ya listo, la carne comienza a despegarse de las espinas laterales. Mientras, laminar los dientes de ajo y dorarlos en 1 cucharada de aceite de oliva. Reservar. En el mismo aceite, saltear la cebolla cortada en aros y los chiles picados y sin semillas. Añadir una cucharadita de jengibre rallado. Incorporar la soja y 3 ó 4 cucharadas de agua. Dejar que dé un hervor y se reduzca. Picar el cilantro. Cuando el pescado esté listo, rociarlo con un ligero chorrito de aceite de sésamo (con cuidado porque es muy invasivo). Agregar los dientes de ajo dorados, el cilantro picado y, por último, verter sobre los gallos el aliño de soja. Servir. Acompañar con arroz blanco. 

Con otra salsa
Apunta una variante de la salsa que acompaña este plato. En una sartén, pon cebolla picada y fríe hasta que esté transparente. Añade 1/2 cucharadita de maicena y disuélvela en 2 cuch. de agua. Rehoga y añade un poco de salsa de soja, vinagre de vino, 1/2 cucharadita de azúcar, un chorrito de kétchup y dos chiles muy picados. Esta salsa también va bien con recetas de ave. 

Una raíz para aderezar
El jengibre es la raíz gruesa y rizada de la planta Zingiber officinale, originaria del sureste asiático. Esta raíz, rallada o triturada, se utiliza para aderezar muchos platos salados -guisos de carne o aves, sopas de verdura, pescados- y preparaciones dulces. Se emplea especialmente en la cocina china porque tiene un sabor especiado y fresco. Se puede usar fresco o en seco.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar