Quizá no lo conozcas por su nombre de origen japonés, pero seguro que lo has probado en más de una ocasión y de diferentes maneras. Y es que el surimi de pescado es la materia prima con la que se elabora uno de los productos preferidos para dar color y sabor a tus platos.

Si no sabes lo que es el surimi, toma nota. El término surimi, de origen japonés, significa "músculo de pescado picado" y es la pasta base que se obtiene de picar, lavar y refinar varias especies de pescado, fundamentalmente de su zona muscular blanca, que tienen que estar siempre en estado muy fresco en el momento de su procesado.

Es una base, que sirve como materia prima para la elaboración de todas clase de delicias marinas como los palitos de surimi, entre otros, disponibles en el Departamento de Pescadería del Supermercado de El Corte Inglés. El surimi no es ninguna novedad gastronómica y su origen se remonta a hace miles de años en Japón. Allí los pescadores comenzaron a producir, artesanalmente, a partir del músculo desmenuzado de algunos pescados frescos, un producto tratado por calor al que denominaron "kamaboko". Así conseguían dar salida y vender los pescados que no se consumían y, sobre todo, aumentar su período de conservación. En los años 70 su producción creció considerablemente y, una de cada después, se expansionó por Europa, donde para la obtención del surimi se utilizan pescados de mar de carne blanca pertenecientes a especies abundantes como la merluza, el bacalao y el jurel. Debido a su alto contenido en protei´nas e hidratos de carbono y a su baja cantidad de grasa, se ha convertido en un producto muy consumido, que gusta tanto a nin~os como a mayores, y que desde el punto de vista nutricional resulta muy completo. Rápido, fácil de preparar, como complemento de ensaladas, arroces o en sándwiches... Lo pruebes como lo pruebes te resultará irresistible.