Bizcocho en su punto

Pincha con un cuchillo o una brocheta de metal el bizcocho. Si al sacar el utensilio sale con un poco de masa pegada, debe permanecer más tiempo en el horno. Si, por el contario, sale seco, ya está listo y bien cocido.  

También te puede interesar

Imagen Separador