Un clásico con mucho sabor

Un clásico con mucho sabor
Es un clásico, pero es que está buenísimo. Solo necesitas lavar bien las fresas y chocolate derretido. Moja cada fresa, ¡solo la punta! y ponla en un plato. Déjalo 10 minutos en la nevera y ¡listo para comer!

También te puede interesar