Hay pocas carnes tan sabrosas y ligeras como la del conejo. Es ese sabor tan característico, unido a sus múltiples preparaciones, lo que hacen de este plato uno de los favoritos para todos. Pero es que además, el conejo es una de las carnes más sanas que puedes encontrar.

Menos grasa y calorías

Mientras que los ácidos grasos saturados aumentan el colesterol y el riesgo de contraer enfermedades coronarias, los ácidos grasos insaturados los disminuyen. Y es precisamente este tipo de ácidos grasos los que predominan en la carne de conejo. Si lo unimos a un alto contenido proteico y un bajo contenido en sodio y colesterol, se comprende mejor por qué su consumo es tan recomendado por dietistas y nutricionistas e, incluso, por la Asociación Española de Arterioesclerosis para el Colesterol. Diversos estudios acerca de la valoración popular sobre la carne de conejo indican que la percepción mayoritaria es que se trata de una carne "muy sabrosa". Por eso la solemos incluir en ocasiones señaladas, dándole así un caracter especial con respecto a otras carnes. Además, gracias a su alto nivel proteínico está especialmente recomendada para personas que hacen deporte o ejercicio continuado. Y es que, en la carne de conejo encontramos 23 gramos de proteínas por 100 gramos de carne, mientras que en otras la cantidad es menor: 21,8 gramos en el pollo, 20,7 gramos en la ternera, cerdo (20 g) o sólo 18 gramos en el cordero. Otro de los secretos de su éxito se encuentra en las múltiples preparaciones que se han mantenido a lo largo de los siglos en nuestra tradición culinaria. Para que prepares tus platos preferidos, en la Carnicería del Supermercado de El Corte Inglés vas a poder encontrar el conejo de distintas maneras y cortes: entero, en chuletas, paletilla, pierna, para paella o troceado para hacerlo al ajillo. Todo listo y preparado para que puedas disfrutar de esta deliciosa carne como se merece.

Sabías que...

En la época de los romanos la Península Ibérica estaba plagada de conejos, convirtiéndose en un auténtico problema para muchas poblaciones. Su nombre proviene de "cuniculus", que era el nombre que le daban los romanos a los túneles que hacían los conejos bajo tierra para hacer sus madrigueras.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar