Cordero lechal a tu gusto

Cordero lechal a tu gusto

Cómo prepararla es una cuestión de gusto personal, número de comensales y tiempo disponible: a la parrilla, asada en su punto o en un guiso, la sabrosa y tierna carne del cordero lechal es siempre un valor seguro en la cocina y, sobre todo, una auténtica delicia.

Pequeños secretos

Comprueba la multitud de preparaciones que una carne tan fina y deliciosa como la del cordero lechal te permite. Por eso es necesario saber qué receta vas a cocinar para optar por una parte u otra. Si optas por unas buenas chuletas de palo la mejor forma de prepararlas es a la parrilla. Para que la carne se conserve sabrosa, la plancha que vayas a utilizar debe estar muy caliente y el fuego se debe mantener alto. Para asar, los cuartos, medios o enteros requieren algo más de tiempo y el secreto para que queden crujientes y dorados consiste en controlar la temperatura para que el interior se haga suavemente y regar a menudo la carne con su propia grasa para que se mantenga jugosa. En los guisos, la carne debe dorarse bien por fuera y a continuación, se añade el caldo y se baja el fuego para que la carne se haga poco a poco. Conseguirás que el guiso alcance su punto óptimo y una mayor intensidad de sabor si lo dejas reposar varias horas antes de la degustación.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar