Pato un ave exquisita

Pato un ave exquisita

¿Por qué será que nos gusta tanto el pato? Puede ser por el suculento sabor de su carne y su grasa o por la suavidad de sus texturas... Y también por esa refinada joya gastronómica que es su foie. ¡Lo que es seguro es que nos encanta!

Muy versátil

Pato un ave exquisita

¿Magret o confit? O lo que es lo mismo: ¿pechuga o muslo de pato? Estos son los dos despieces de ese ave más utilizados en cocina, a los que habría que sumar el foie. Su versatilidad es enorme, porque el pato admite todo tipo de preparaciones culinarias: en guisos, asado, frito, confitado (laqueado), marinado, en chacinas... Algo lógico, si tenemos en cuenta que, entre las aves, su carne es una de las más sabrosas y con mayores matices sensoriales. Y también de las más nutritivas, rica en proteínas de alta calidad, hierro y vitaminas del grupo B.

A la plancha

Pato un ave exquisita

El foie de pato es una de las grandes estrellas de la cocina. Una de las formas más deliciosas para degustar la suavidad de su textura y sus inconfundibles matices de sabor es prepararlo, apenas marcado a la plancha (o la sartén). Eso sí, procura no cocinarlo demasiado porque perdería parte de su grasa y, por tanto, de su consistencia. El truco es hacerlo a fuego fuerte durante unos segundos para dorarlo por las dos caras, pero manteniendo la firmeza de la grasa. En la Carnicería del Supermercado de El Corte Inglés puedes encontrarlo en piezas de foie entero (conviene cortarlo con un cuchillo mojado en agua caliente), loncheado, envasado al vacío. Eso sí, para degustarlo jamás lo untes.

De aperitivo

Pato un ave exquisita

Los rulos y tarrinas de micuit son otra de las presentaciones habituales para el foie de pato. Son piezas del hígado de pato semicocido, de ahí su nombre en francés. Esto no solo aporta un sabor diferente a este producto respecto a su presentación en fresco, también permite su conservación, en óptimas condiciones de consumo, durante varios meses. El foie micuit resulta ideal para la elaboración de todo tipo de aperitivos. Puedes aprovechar la grasa en que va envuelto (la del propio pato) para realizar presentaciones coloristas, combinándolo con ingredientes de sabor dulce (como frutos rojos, confituras y mermeladas, frutos dulces, carnosos y cítricos o, incluso, con carne de membrillo.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar