Sus capas, que simbolizaban para algunas civilizaciones la vida eterna, son desde hace siglos un ingrediente imprescindible tanto en la medicina natural como, sobre todo, en la gastronomía internacional.

Con siglos de historia

A pesar de su aspecto, la cebolla ha sido una de las hortalizas más empleadas por todas las culturas de la humanidad, tanto en la cocina como en la medicina casera.

Se cree que es originaria del Asia Central y también del territorio comprendido entre la antigua Persia y la parte occidental de la India, cuyas civilizaciones la adoptaron tempranamente para satisfacer el hambre de sus pueblos.

También supieron apreciarla los egipcios, quienes la incluían entre sus ofrendas a los dioses y en la dieta de los esclavos que construían las pirámides. Los atletas griegos que participaban en los juegos olímpicos, consumían kilos de esta hortaliza y untaban sus cuerpos con ungüentos elaborados con ella.

En la actualidad es una verdura muy apreciada sobre todo por su inconfundible sabor, especialmente más intenso en las cebollas pequeñas y oscuras que en los ejemplares grandes y claros. La gran familia de las cebollas cuenta con un representante para cada gusto y finalidad, desde la cebolla de color castaño pasando por la blanca y la roja, hasta el noble chalote.

De todas las formas colores y tamaños, las cebollas son un alimento con un escaso aporte calórico, porque su contenido en agua es de alrededor del 90%. Además es apreciable su alto aporte de fibra y su contenido mineral y vitamínico, que la convierten en un excelente alimento regulador del organismo.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar