Dos clásicos bien avenidos

Dos clásicos bien avenidos

Si hay un plato clásico que siempre triunfa tanto por su sencillez como por su exquisitez, ese es sin duda los huevos fritos con patatas. ¡De toma pan y moja!

Naturales deleites

Ten siempre a mano en tu despensa dos productos tan básicos como imprescindibles: huevos y patatas. Y si hay una marca que sepa de esta hortaliza ésa es sin duda Las Patatas del Abuelo. Su exquisita variedad especial para freír te permitirá prepararlas y degustarlas en su punto óptimo. Y como compañero de mesa excepcional no pueden faltar unos huevos. En el caso de los de El Corte Inglés su trazabilidad está controlada desde la granja. Todos los que se venden en la Unión Europea tienen que cumplir los reglamentos sobre su comercialización y características. Los huevos frescos que cumplen todos los requisitos se clasifican como de categoría A y pueden ser: M, medianos de 53 a 63 g; L, grandes de 63 a 73 g; y XL, supergrandes, de 73 g o más.
Para lograr el punto de fritura perfecto no olvides elegir un aceite de oliva virgen extra. Un plato sabroso y nutritivo que sin duda se ha convertido en un clásico de nuestra gastronomía.

También te puede interesar