Espárragos verdes III

Espárragos verdes III

Nadie podrá decir lo contrario:los espárragos están en su mejor momento. Su característico color verde y sus múltiples posibilidades culinarias los han convertido en indispensables en nuestra cocina.

Verde, suculento e irresistible

El espárrago verde es una hortaliza tan antigua como las primitivas civilizaciones, ya que desde hace siglos fueron aprovechadas sus yemas jóvenes y se apreciaban sus excelencias.

Los primeros documentos que se conservan de esta verdura carnosa y tierna en todo el mundo datan del año 3.000 A.C. y se han descubierto en forma de pinturas plasmadas en varios monumentos egipcios, ya que eran una ofrenda para los dioses. Pero serían los romanos y posteriormente los árabes los que los introdujeron en la Europa septentrional. El espárrago se compone de un vástago o turión alargado, adornado por pequeñas hojas a modo de escamas en su ápice, de 20 a 40 cm de alto. De color verde-violeta, tiene una exquisita yema comestible que no excede generalmente del 20% del tamaño total del mismo, y que resulta muy tierna y suculenta. Además, tiene un bajo aporte calórico, resulta un magnífico depurativo de acción refrescante y ampliamente diurético, conteniendo un extracto que sirve de sedante para el corazón. Para que se mantengan en perfecto estado, deben conservarse en frío, de forma que conserven su humedad, incluso envolviéndolos con un paño húmedo.

Ten siempre presente que los espárragos verdes son una de esas verduras que deben ser siempre cocidas antes de consumirlas. Cuentan con un gran prestigio gastronómico, y para degustarlos puedes prepararlos tanto de una manera sencilla, a la plancha, en revueltos o fritos, como en recetas más elaboradas. Así, cocinados con unas finas lonchas de salmón y parmesano, en salsa, risottos o vichyssoises, resultan una delicia.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar