Descubre por qué el melón, entre los que destacamos el piel de sapo, es una de las frutas estrella del verano. Su alto contenido en agua y vitaminas lo hacen ideal para combatir los calores de esta estación, ya que ayuda a hidratar y vitalizar nuestro organismo de forma natural.

Desde tiempos de Roma

Además, sorprende por su extraordinario aroma, dulzor, y su gran versatilidad en la cocina, por lo que resulta muy útil en la elaboración de exquisitos platos de temporada. No dudes en comprobarlo y disfrutar de la original receta que te ofrecemos.

No se conoce con certeza cuál es el origen del melón. Mientras algunos investigadores lo sitúan en el sur de África, otros lo encuadran en Asia Central. Lo que sí está perfectamente documentado es el gran desarrollo que experimentó su cultivo y la aceptación que siempre tuvo entre egipcios, griegos y romanos, que conocían y alababan las virtudes de este refrescante fruto.

A España parece que llegó gracias a los árabes, extendiéndose después al resto de Europa y América. Actualmente se cultiva en países soleados, ya que requiere de un clima cálido y seco para alcanzar su estado óptimo.

Existen más de cien variedades diferentes de melón según su origen, tamaño, color, sabor y textura. El melón piel de sapo es una variedad que se instauró en los años 70. Es el fruto de una planta trepadora, que alcanza un peso comprendido entre 2,5 y 4 kg. Tiene forma elipsoidal u ovoide, con una corteza verde ligeramente surcada con manchas oscuras que recuerda la piel de un sapo, de ahí su nombre.

Además, tiene una pulpa blanca o de color crema, crujiente y muy dulce. El melón piel de sapo marca El Corte Inglés sobresale por su punto ideal de madurez y azúcar. El 80% de la composición de esta fruta es agua, por lo que está indicada en dietas de adelgazamiento, diuréticas y digestivas. Se recomienda para la hipertensión y es una fuente de vitamina A, C y E, calcio y potasio.

También tiene altas propiedades laxantes, antioxidantes y es un preventivo natural de enfermedades cardiovasculares. Para obtener los melones marca El Corte Inglés, se eligen para su cultivo tierras nuevas en lugares de clima templado o cálido, regadas con aguas ricas en cloruro sódico.

Se preparan y abonan las tierras sin nitratos. Estas plantaciones las cultivan con esmero expertos meloneros para obtener los mejores frutos. Cuando los melones están para cortar, se recolectan en su punto de madurez por especialistas.

En el almacén de Vicente Peris, S.A. (Valencia) se seleccionan con rigor, se limpian, se empaquetan, y se etiquetan con la marca El Corte Inglés aquellos melones selectos con exquisita pulpa, ideales para satisfacer a los consumidores más exigentes.

 

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar