Peras "blanquilla" y "conferencia"

Peras

En un emplazamiento privilegiado en la rioja se cultivan las variedades de pera más exquisitas: la "blanquilla" y la "conferencia". Podrás reconocer su calidad gracias a la etiqueta que muestra que pertenecen a la primera denominación de origen: la rincón de soto.

Sígueles la pista

A simple vista podría parecer que todas son iguales: blancas por dentro y verdes por fuera. Sin embargo, tan sólo hay que prestar un poco de atención para darse cuenta de las diferencias entre la pera "blanquilla" y la pera "conferencia". De piel verde, fina y lisa, la primera; de epidermis verde amarrillento, gruesa y con "russeting", la segunda. La pulpa de la pera "blanquilla" es blanca y suave mientras que la de la pera "conferencia" se caracteriza por su color ligeramente amarillo, jugoso y azucarado.

Aunque se desconoce su origen, la pera "blanquilla" es hoy día una de las más apreciadas por ser muy jugosa y aromática cuando está en su punto justo de maduración. La recolección de este fruto comienza a realizarse los primeros días de agosto y para su conservación exige unos altos valores de humedad relativa. Por lo contrario se sabe que la pera "conferencia", empezó a cultivarse en Inglaterra y se introdujo en España en 1885. Su recolección es más tardía, comienza entre el 18 y el 20 de agosto, y puede llegar hasta mayo si se conserva en frío.

Sea cual sea tu variedad preferida, su consumo es más que recomendable. Incluirlas en la dieta diaria repercute positivamente en un aporte extra de vitaminas A, B, C, D y E y de fibra. Además, esta fruta tiene un efecto antioxidante y diurético, que ayuda a depurar el organismo y a eliminar los excesos de líquidos. Por eso, su consumo se recomienda en casos de hipertensión o retención de líquidos.

También te puede interesar