Sandías, tan refrescantes

Sandías, tan refrescantes

Tan grande y tan ligera. a pesar de su generoso tamaño, estamos ante una de las frutas menos calóricas. y es que prácticamente todo su contenido es agua, por lo que la sandía resulta la mejor elección para refrescarnos frente a las altas temperaturas.
 

Más fácil imposible

Sandías, tan refrescantes

Si hay algo que nos gusta de la sandía, además de su delicioso y refrescante sabor, es lo fácil que es comerla. Como no hace falta pelarla, es una de las frutas preferidas por los más pequeños de la casa. Su pulpa, tierna y jugosa, es fácil de masticar y se deshace en la boca. Desde el punto de vista nutricional, se caracteriza por su elevado aporte de agua, por lo que es perfecta para mantenerse bien hidratado en verano. Ideal para consumir en dieta de control de peso al no aportar casi calorías, esta fruta es un excelente diurético que ayuda a combatir la retención de líquidos. 

Parrilladas de sandía con hierbas

Sandías, tan refrescantes

Asada a la barbacoa, la fruta adquiere un sabor ahumado muy especial. Utilizamos una sandía sin semillas, que es más fácil de comer, la pasamos por la parrilla y la aderezamos con un poco de guindilla, cebolla morada, lima, albahaca y hierbabuena.  

Encantado de conocerlas

Sandías, tan refrescantes

En nuestras Fruterías puedes encontrar distintas variedades: la sandía mini se caracteriza por su menor tamaño y por su corteza verde clara, con rayas más oscuras; la sandía negra tiene una cáscara oscura y gruesa que contrasta con un interior de intenso color rojo; y la sandía fashion, que se caracteriza por no tener semillas.

Nuestra sugerencia

Tartar de tomate, sandía albahaca y...

También te puede interesar