Bacalao salvaje noruego

Bacalao salvaje noruego

Su frecura, exquisito sabor y gran versatilidad han convertido al bacalao salvaje en un indispensable de las cocinas más exclusivas. Un pescado único que llegó desde las frías aguas noruegas para hacerse un hueco en nuestras mesas.

La sensación blanca

Conocido también como "Skrei" o "el nómada", por el largo viaje de miles de kilómetros que realiza por las aguas heladas de los mares del norte hasta los fiordos, el bacalao salvaje noruego es sin duda una auténtica joya gastronómica. Su carne, más jugosa, firme y blanca que la del bacalao común, y su sabor más delicado hacen de él un manjar a los que pocos pueden resistirse. Y es que es un verdadero dechado de virtudes que no tiene desperdicio.

En Noruega es muy habitual hervirlo o guisarlo y presentarlo con una sencilla guarnición de patatas al vapor y mantequilla fundida, y regado con vino tinto. En nuestro país se prepara de mil y una maneras tradicionales, como a la vizcaína, al pilpil o encebollado, aunque también los fogones de las cocinas más innovadoras los preparan para satisfacer a los paladares más exigentes. Su carne es rica en proteínas de alto valor biológico y, además, posee una amplia variedad de minerales y vitaminas entre las que destacan las del grupo B, principalmente las B1, B2, B6 y B9. Todas ellas poseen importantes funciones y permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, es decir, de hidratos de carbono, grasas y proteínas.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar