Gamba roja y gamba blanca

Gamba roja y gamba blanca

Uno de los mariscos más populares es la gamba, y muy en particular la gamba blanca, aunque muchos sientan predilección por la roja. Sus distinguidos sabores y la extensa variedad de platos que pueden prepararse con estos manjares del mar, hacen que sean productos estrella en cualquier mesa

Con prestigio y nombre propio

Las gambas se han consolidado como los mariscos más populares y prestigiosos en dos zonas geográficas claramente diferenciadas: la costa de Huelva, donde la gamba blanca es la reina por excelencia y goza de una fama indiscutible, y la zona del este de la Península, donde la gamba roja (también conocida como gamba alistada) es uno de sus mejores reclamos. Y es que en el suroeste de España, en Huelva, la Costa de la Luz brinda unas condiciones medioambientales perfectas para que todos los días los barcos salgan a faenar y regresen a las lonjas con un marisco de calidad suprema. Allí, expertos estibadores de marisco seleccionan manualmente los mejores ejemplares. Un trabajo tradicional transmitido de generación en generación.

Las gambas elegidas pueden ser enviadas a los centros de El Corte Inglés tanto frescas como cocidas en su punto justo, dependiendo de su tamaño, para así conseguir un producto de total garantía y un gusto exquisito. Por el contrario, la gamba roja es un crustáceo que se localiza en los fondos de las vertientes del Mediterráneo y Atlántico sur de la Península Ibérica, siendo objeto de una pesquería muy concreta debido a su gran aprecio en el mercado. Su color rosa casi rojo y el tono azulado del caparazón le dan un aspecto característico, por lo que es conocida también como gamba alistada. Se distingue de la gamba blanca, de sabor finísimo, por un gusto más intenso, salvaje, que explota en la boca al morder su carne firme y rebosante de aromas marinos. La preparación tanto de una como de la otra no reviste dificultad alguna y resulta muy versátil. Pueden cocinarse a la plancha, al ajillo o en multitud de platos como ensaladas, cremas, en brochetas, arroces, e incluso, en tortillas, rebozadas, fritas o con gabardina.

Sabías que... Para garantizar la trazabilidad de estos dos tipos de mariscos se siguen unos estrictos controles de calidad para saber en todo momento la fecha de su captura, la embarcación que la hizo y el caladero de donde procede. Lo ideal para tomar con un buen plato de gambas es un buen vino blanco o manzanilla, aunque es habitual también hacerlo con cerveza muy fría.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar