Huevos y patatas, un dúo de lujo

Huevos y patatas, un dúo de lujo

A veces las cosas más sencillas son realmente insuperables. Y no hay mejor ejemplo que los huevos con patatas fritas, que a pesar de llevar “toda la vida” con nosotros, cada vez son más apreciados en las cocinas de todo el mundo. Eso sí, no todos los huevos ni todas las patatas son iguales. Te presentamos una selección de las variedades que encontrarás en el supermercado de el corte inglés.
 

Huevos

Huevos y patatas, un dúo de lujo
  • De codorniz

A pesar de su reducido tamaño, los huevos de codorniz destacan por su alto contenido en vitaminas y minerales. Los de Gran Chef Dagu son un producto exquisito, seleccionados y envasados a diario para llegar siempre frescos.

  • Tradicionales

Fíjate siempre en el envase. La A indica que son de categoría superior. La XL hace referencia a su tamaño. Y en cada huevo, figura un código: el primer dígito señala la forma de cría y las dos letras siguientes, el país de producción.

  • Ecológicos

Finca Arcadia aboga por una producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Sus huevos proceden de gallinas criadas al aire libre, que se alimentan únicamente de productos naturales, sin colorantes ni conservantes.

  • Camperos

Los huevos de gallinas camperas El Corte Inglés se recogen a diario para que lleguen al consumidor más pronto, conservando el máximo de frescura y sabor. Destacan por su inconfundible yema de intenso color naranja

Patatas

Huevos y patatas, un dúo de lujo
  • Para todo uso

Estas patatas de marca El Corte Inglés son consideradas unas “todoterreno”, y por eso son las más recurridas en la cocina, ya que las podemos utilizar para cualquier tipo de preparación. La variedad Monalisa es la que mejor resultado da. Su capacidad para amoldarse a todo tipo de preparaciones hace que su bolsa sea la única de 5 kilos.

  • Para hervir

Las más indicadas son aquellas más firmes, para garantizar que no se rompan en la olla al cocerlas. Una buena idea es hervirlas con piel, para que conserven
todo su sabor y sus valores nutricionales, en abundante agua con sal, que ayuda a preservarlas íntegras para su posterior uso, por ejemplo, en ensaladas.

  • Para freír

Bajo esta denominación se suelen incluir las variedades de patatas más duras y compactas, ya que al freírlas quedan crujientes por fuera y tiernas por dentro. Lo más recomendable es dejarlas en remojo unos minutos antes de freírlas para que pierdan en el agua parte de su almidón.

  • Para guisar

De la calidad de la patata dependerá en gran medida el resultado final del guiso. Suelen preferirse variedades que suelten durante la preparación cierta cantidad de fécula para darle consistencia al guiso, pero sin llegar a deshacerse del todo. Influye también la forma de cortarlas, haciendo una ligera incisión con el cuchillo y terminando con un chasquido final.

  • Para guarnición

La guarnición más habitual es la patata al horno o patata panadera, que es perfecta para acompañar tanto carnes como pescados. Se recomiendan las variedades de patatas más harinosas, que quedan con una textura blanca pero sin llegar a deshacerse..
 

De toma pan y moja

Huevos y patatas, un dúo de lujo

Pocas sensaciones culinarias tan sencillas y populares pueden ser tan sublimes como el mojar la yema de un huevo frito con una patata o con pan. Un lujo al alcance de todos a los que pocos pueden resistirse.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar