Productos infantiles

Productos infantiles

Para cubrir todas las necesidades alimenticias de tu bebé de una forma completa, variada y equilibrada dispones de una amplia gama de productos específicos con un alto nivel nutricional. Introdúcelos en su dieta en cada etapa de su desarrollo y ofréceles así un mañana más saludable.

Crecer disfrutando

El primer año de vida es clave para el crecimiento y el desarrollo del niño ya que, en este periodo, es cuando éste es más inmaduro y vulnerable. Por ello, es especialmente importante asegurarle una alimentación suficiente y adecuada, con el triple objetivo de satisfacer sus necesidades nutritivas, prevenir y/o tratar diversas situaciones patológicas y crear unos buenos hábitos alimentarios.

Es indudable que no siempre resulta sencillo saber qué alimentos deberías darle y en qué cantidad. Para ayudarte a medida que tu bebé crece y su alimentación es cada vez más completa, puedes incorporar nuevos productos en su dieta como las papillas. Podrás encontrar desde las clásicas con multicereales (trigo, avena, maíz y arroz), a otras con cereales hidrolizados de rápida absorción, con leche de continuación o enriquecidas con vitaminas, calcio y hierro. También dispones de las nuevas papillas listas para tomar con abrefácil. Y recuerda que para cualquier cambio en la alimentación de tu pequeño debes seguir siempre las indicaciones de tu pediatra.

 La lactancia materna es, sin lugar a dudas, la mejor alimentación para el bebé, pero cuando ésta no es posible o resulta insuficiente, es el pediatra quién debe aconsejar sobre el tipo de leche para lactantes que se debe utilizar. Y es que la leche es el único alimento que contiene todos los elementos que tu hijo necesita para crecer bien (vitaminas, ácidos grasos esenciales, calcio, hierro, proteínas, etc.). Gracias a los últimos conocimientos científicos y la más avanzada tecnología, se pueden encontrar una extensa variedad de leches infantiles que se adaptan a las necesidades y al período de crecimiento en el que se encuentre tu bebé: desde las leches para lactantes, más próximas a la leche materna, hasta las de crecimiento y continuación a los productos para el tratamiento de las patologías frecuentes en la lactancia. Una equilibrada alimentación que podrá tomar desde los 4 meses hasta los 3 años de vida. Paso a paso Existe una variedad de leches adecuadas para cada etapa del crecimiento del bebé. Conócelas:

Leche para lactantes: desde el primer día hasta los 4-6 meses. Utiliza la leche materna como referente y proporciona al bebé todos los nutrientes que necesita para un adecuado desarrollo. Tiene un aporte equilibrado de proteínas adaptadas de alta digestibilidad y ácidos grasos esenciales.

 Leche de continuación: esta fórmula está especialmente pensada para tomar a partir de los 4-5 meses. Aporta todos los elementos necesarios para que el bebé comience a diversificar su dieta: proteínas digestibles y en una cantidad apropiada para favorecer el crecimiento, sin llegar a sobrecargar su organismo, hierro, ácidos grasos, vitaminas y calcio.

 Leche de crecimiento: podrá empezar a tomarla una vez que el niño cumpla los 12 meses y hasta que tenga 3 años. En ella se sustituye la grasa animal por vegetal.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar